| 2/9/2011 9:30:00 AM

Temporal de nieve barre el congelado centro de EEUU

Un segundo temporal en una semana barrió el miércoles partes del centro de Estados Unidos, con copiosas nevadas en zonas totalmente cubiertas por el hielo debido a la tormenta de la semana pasada.

Oklahoma - La tormenta que comenzó a abatirse el martes sobre el estado de Oklahoma había depositado unos 30 centímetros (un pie) de nieve para el miércoles por la mañana en Bartlesville, a unos 80 kilómetros (50 millas) al norte de Tulsa y otros 22 centímetros, (9 pulgadas) en la zona aledaña a Siloam Springs, en Arkansas, dijo el meteorólogo Michael Lacy, del Servicio Nacional Meteorológico en Tulsa.

Agregó que el viento huracanado creó ventisqueros que limitaron la visibilidad y dificultaron el tránsito rodado.

Igualmente hubo copiosas nevadas en Kansas y Texas, donde cerraron muchas escuelas en anticipación a otro temporal de hielo.

En el noreste de Oklahoma, Sandra Barrows buscó asilo en un refugio del Ejército de Salvación tras quedarse sin dinero para pagar hoteles. Había esperado tomar un autobús para abandonar Tulsa, donde quedó varada hace una semana camino de un nuevo empleo en San Luis, antes de que la zona fuera barrida por la tercera tormenta en una semana.

Empero, tras una acumulación récord de 36 centímetros (14 pulgadas) de nieve que impidió el funcionamiento de las escuelas al menos durante seis días, paralizó la recogida de basura y dejó varias carreteras intransitables, la ciudad de 390.000 habitantes se preparaba para lo peor.

El martes, Tulsa estaba a escasos centímetros de superar su marca de nieve de 65,02 centímetros (65,02 pulgadas) de nieve lograda en la temporada invernal de 1923-1924.

"Estamos atrapados", comentó el martes Barrows, de 47 años. "Es deprimente".

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?