| 4/22/2010 8:40:00 AM

Temor a la deuda griega sigue atenazando las bolsas

Las bolsas de valores mundiales bajaron el jueves al aumentar los temores sobre la precaria deuda soberana griega, que ha minado la confianza de los inversionistas tras un brillante cierre la víspera en Wall, Street.

Londres  — En Londres, el índice FTSE 100 bajaba 43,95 puntos, el 0,8%, a 5.679,48 mientras que en Francfort el DAX perdía 53,15 puntos, el 0,9%, a 6.177,23. En París, el CAC-40 retrocedía 40,82 puntos, el 1%, a 3.936,85.

En Wall Street — el Dow para entrega a término bajaba 30 puntos, el 0,3%, a 11.029 mientras que el Standard & Poor's 500 bajaba 4,4 puntos, el 0,4%, a 1.196.

Una vez más, los temores sobre el futuro financiero griego dominaron los mercados tras indicar la oficina de estadísticas de la Unión Europea que el déficit presupuestario heleno en el 2009 fue mayor al calculado, precisamente cuando Atenas considera pedir ayuda a sus 15 socios de la eurozona y y el Fondo Monetario Internacional.

Eurostat dijo que el déficit presupuestario del 2009 en proporción al PIB fue del 13,6% — frente al 12,9% del pronóstico anterior y casi el doble del 7,7% registrado en el 2008.

Grecia debe en total, en proporción a su producto interno bruto el 115,1%.

El rendimiento de los bonos griegos a 5 años ha subido al récord del 8,85% del 8% la víspera.

En Tokio, el índice Nikkei 225 bajó 140,96 puntos, el 1,3%, a 10.949,09.

En Hong Kong, el índice Hang Seng bajó un 0,3% a 21.454,94 y en Seúl el Kospi perdió un 0,5% a 1.739,52. En Shanghai, el índice de referencia se contrajo un 1,1% a 2.999,48.

En los mercados de divisas, el euro bajaba un 0,3% a 1,3342 dólares.

La libra británica no varió y era cotizada a 1,54 dólares.

El crudo de referencia para entrega en junio bajaba 54 centavos a 83,14 dólares el barril.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?