| 6/8/2006 12:00:00 AM

Tema agrícola no se ve fácil en TLC con Centroamérica

El viceministro de agricultura de Colombia reconoció que la agricultura será el tema más complicado en estas conversaciones, debido a la similitud de las cuatro economías que negocian.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo informó que la discusión con el Triángulo Norte de Centroamérica en el tema agrícola cuenta con la participación de 17 negociadores de los cuatro países, quienes se encargarán de discutir este asunto que cobra importancia, si se tiene en cuenta el impacto del agro, tanto en la economía colombiana como en la de los otros países negociadores.

El viceministro colombiano de Comercio, Eduardo Muñoz, precisó que el café, el banano y el azúcar son los productos que más preocupan al país, en el marco de la negociación. El funcionario señaló que las cuatro naciones tienen intereses específicos en esos sectores, mientras hay competencia en otros como en el de las oleaginosas y el de los textiles, que generan miles de empleos en varias regiones en Colombia.

En este sentido, el viceministro reconoció que la agricultura será el tema más complicado en estas conversaciones, debido a la similitud de las cuatro economías, basadas en el cultivo y comercialización de los productos antes mencionados.

"Esperamos que esta misma semana surjan puntos de entendimiento en torno a este tema, para dejar buenas bases de cara a las cinco rondas de negociación, que están programadas de aquí a noviembre", sostuvo.

De otro lado, el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, manifestó su inquietud frente a los resultados de esta negociación, ya que, a su juicio, tendrá condiciones muy parecidas a las del TLC concertado con EE.UU., el cual no dejó a este gremio del todo satisfecho.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?