| 9/7/2006 12:00:00 AM

Telmex impulsa servicios inalámbricos en Latinoamérica

"Siempre estamos buscando nuevas oportunidades para ampliar el mercado", dijo en una entrevista Oscar Von Hauske, director de sistemas y telecomunicaciones de Teléfonos de México. "Wimax, que aún no ha sido probada y cuyos costos siguen siendo mayores a lo que deseamos, tiene la amplitud de banda y la calidad de sonido necesarias".

México.- Telmex impulsará la venta de tecnologías inalámbricas como Wimax para centros residenciales y pequeñas empresas en Latinoamérica, anunció un ejecutivo de la empresa.

"Siempre estamos buscando nuevas oportunidades para ampliar el mercado", dijo en una entrevista Oscar Von Hauske, director de sistemas y telecomunicaciones de Teléfonos de México. "Wimax, que aún no ha sido probada y cuyos costos siguen siendo mayores a lo que deseamos, tiene la amplitud de banda y la calidad de sonido necesarias".

WiMax es una tecnología de banda ancha y alta velocidad que transmite en las frecuencias de entre 2.5GHz y 5.8GHz.

A fin de contrarrestar las flaqueantes ganancias en México _ donde lleva seis años sin aumentar las tarifas _, e impulsar su crecimiento, Telmex está buscando acceso a los mercados de Sudamérica. Hoy en día, la empresa tiene presencia en Brasil, Argentina, Chile, Perú y Colombia, que generaron la primera mitad de este año 2.060 millones de dólares en ventas y 225,50 millones en ganancias.

Sin embargo, varias de las empresas adquiridas por Telmex prestan sólo servicios de voz, informática e internet a clientes corporativos, y sólo mediante infraestructura de fibra óptica y conexiones inalámbricas estándar. A fin de accesar las unidades residenciales y las pequeñas empresas, Telmex ha comprado operadores de televisión por cable y ha pedido licencias para empresas de servicios inalámbricos como Wimax y Wireless Local Loop.

El año pasado, Telmex adquirió una participación minoritaria en la operadora de televisión por cable brasileña Net Servios de Comunicacao (NETC), que en junio tenía 1,66 millones de suscriptores pagos, 532.200 usuarios de banda ancha y 49.300 usuarios telefónicos.

El mes pasado, Telmex concretó la compra de la operadora de televisión por cable colombiana Superview, a un costo de 41,9 millones de dólares, o 270 dólares por cada uno de los 155.000 clientes de la compañía. Telmex ha anunciado planes de mejorar los sistemas de Superview para que puedan incluir servicios de voz e informática.

Ese mismo mes, la empresa mexicana firmó una carta de intención para pagar 22,5 millones de dólares por la argentina Ertach, que proporciona servicios de telecomunicaciones a 70 ciudades con Wimax y WLL. Telmex ya tiene licencias para servicios inalámbricos de 3.3GHz en Argentina y de 3.5GHz en Perú, Chile y Brasil, dijo Von Hauske. Además la empresa está buscando la licencia para prestar servicios de 3.5GHz en Colombia.

"No hay realmente ninguna empresa de televisión por cable grande en Perú. Allí tendríamos que usar la tecnología inalámbrica", dijo Von Hauske, que no se presentó tan optimista sobre acceso a mercados en Argentina y Chile. "Allí creo que estaremos principalmente con servicios inalámbricos".

Las intenciones de Telmex de prestar servicios triples _ teléfono, televisión e internet en una misma red _ surge en medio de las gestiones de las autoridades reguladoras mexicanas para implementar normas que permitirían a las empresas de televisión por cable prestar servicios telefónicos y de internet. Las 220 empresas de televisión por cable mexicanas han podido proveer servicio de internet banda ancha desde octubre del 2003, y el año siguiente recibieron autorización para prestar servicio telefónico.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha declarado sus intenciones de implementar normas para el servicio triple antes de que culmine el periodo presidencial actual el primero de diciembre.

 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?