| 5/30/2008 12:00:00 AM

Telefónica Telecom se solidariza con clientes en Quetame afectados por el temblor

Cundinamarca.- Telefónica Telecom anuncia a sus clientes en el municipio de Quetame que debido a la tragedia natural ocurrida el pasado sábado, proporcionará el servicio de comunicación a todos aquellos que no se encontraban al día con el pago de sus facturas.

“Como parte de nuestro compromiso social con el país, hemos tomado acciones que permitan aliviar la difícil situación de los habitantes de Quetame, facilitando la continuidad de nuestros servicios en la zona”, señaló, Julián Medina, Presidente de Telefónica Telecom.

Por ello, se reconectan temporalmente las líneas telefónicas que al momento de los sucesos se encontraban fuera de servicio por falta de pago, y se suspenden temporalmente las acciones de cobro de cartera sobre estos clientes hasta el mes de agosto de 2008. Así mismo, no se suspenderá el servicio por motivo de no pago de la factura del mes de mayo, cuyo vencimiento es el día de hoy.

Telefónica Telecom, no cobrará los cargos propios correspondientes a cargo fijo, consumo Local, Local Extendida y Larga Distancia Nacional (que se cursen a través del 09, no a través de otros operadores), correspondientes a las facturas de los meses de junio (consumos del 16 de abril al 15 de mayo), julio (consumos del 16 de mayo al 15 de junio) y agosto (consumos del 16 de junio al 15 de julio). En este sentido, se volverán a cobrar los consumos a partir del 16 de julio, los cuales se verán reflejados en la factura del mes de septiembre.

***La compañía aclara que en caso de que el cliente marque a través otros operadores, si se cobrarán estos servicios por no ser prestados directamente por Telefónica Telecom, razón por la cual se le recomienda a los clientes llamar por el 09 para llamadas nacionales y 009, para llamadas internacionales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?