| 5/11/2010 11:00:00 AM

Telcordia presenta su portafolio de soluciones

A mediados de 2011 la portabilidad numérica móvil será una realidad en Colombia. El éxito de este proyecto para la industria y los usuarios dependerá de las decisiones tecnológicas y de negocio que tomen los operadores y el Estado.

Telcordia, la compañía pionera en soluciones de portabilidad numérica y responsable del éxito en la implementación de proyectos en el mundo, presenta en Colombia su completo portafolio de consultoría, servicios y soluciones tecnológicas en portabilidad numérica, dirigido a operadores y reguladores del país.


La portabilidad numérica, una herramienta que permite a los usuarios de telefonía móvil o fija cambiar de operador y conservar su número, está en camino de ser una realidad en Colombia. La Comisión de Regulación de Comunicaciones estableció que los operadores –por ahora sólo los móviles– deberán estar listos para ofrecerla a mediados de 2011, y los operadores y entes reguladores deberán iniciar el proyecto de implementación próximamente.


Los proyectos de portabilidad numérica que se han implementado hasta ahora en los cinco continentes han sido exitosos, sin excepción. Los resultados han sido notables para los usuarios, que dejan de estar amarrados a un operador para mantener su número, y para la industria, que se dinamiza al llevar a los operadores a ofrecer un mejor servicio para retener a sus clientes y a ser más innovadores.


En la gran mayoría de estos proyectos un jugador clave ha sido Telcordia, la compañía pionera y referente global en soluciones de portabilidad numérica, con proyectos exitosos en Estados Unidos, Canadá y otros doce países de Asia, África y Europa, más de 200 operadores soportados y un completo portafolio de soluciones y servicios que permite acelerar y facilitar la implementación de proyectos de este tipo.


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?