| 1/22/2009 12:00:00 AM

Taxistas piden al Concejo no generalizar sobre mala fe en el gremio

Bogotá.- Las empresas de taxis agremiadas en Fenalco Bogotá precisaron su malestar por las afirmaciones realizadas en días pasados, según las cuales el cincuenta por ciento de los taxis en la capital trabajan con el taxímetro adulterado.

El Presidente del Comité de Taxis de Fenalco Bogotá, Ernesto Sandoval, indicó que las cifras reveladas en el Concejo de Bogotá carecen de fundamento porque con ello tan solo se generaliza la mala fe en un gremio honesto que trabaja día a día por mejorar su calidad de vida aun en medio de inseguridad y los altos costos de operación.

“Nosotros no sabemos de donde sacan que los taxistas captan 300 millones de pesos al día por concepto de fraude, si existen las pruebas técnicas que avalen tal afirmación, deben ser reveladas y denunciadas con los respectivos números de placa, porque lo ilícito en el sector taxis no tiene cabida y no estamos dispuesto a tolerarlo”, expresó el empresario.

Sandoval agregó que esa actuación si existe. Según los cálculos del grupo empresarial ese factor puede estar por el orden del dos por ciento. El vocero pidió a las autoridades del Distrito reforzar las investigaciones para castigar o penalizar a quienes apelen a ese tipo de conducta punible, pero reiteró que quienes hicieron la investigación sobre dolo en taxis, deben argumentarlo de manera contundente.

“Estas denuncias son un acto de irresponsabilidad toda vez que estigmatizan a un gremio honesto arrancando el año. Esto es grave porque no se puede generalizar sobre el tema de la adulteración en taxímetros”, declaró Sandoval.

El empresario pidió que quienes hicieron el estudio revelen la ficha técnica de la investigación y el método pues el conocido, entre comillas, deja un manto de duda y un detrimento enorme en las empresas de taxis legalmente constituidas. No descartó que el Concejal Lastra, quien hizo la denuncia, hubiese sido asaltado en su buena fe y exhortó por una salvedad pronta por cuanto hay de por medio el factor credibilidad, tan determinante en toda actividad económica.

“El llamado muñeco se acabó, y eso lo desconoce el Concejal, pues ahora los taxímetros son electrónicos y técnicamente quedan cortos o largos, asunto que conocen los taximetristas. Eso de vender 50 mil taxímetros no es prudente ni oportuno porque tal y como operan hoy los medidores, son confiables y lejanos al fraude”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?