| 5/14/2009 12:00:00 AM

Tasas hipotecarias de EE.UU. suben pero siguen cerca de mínimos

(NUEVA YORK) Las tasas hipotecarias fijas de Estados Unidos subieron en la última semana, pero se mantienen cerca de sus mínimos históricos y más de un punto porcentual por debajo de su nivel de hace un año, dijo el jueves la compañía de préstamo hipotecario Freddie Mac.

Las tasas de interés en las hipotecas a 30 años subieron 0,2 puntos porcentuales en la semana que concluye el 14 de mayo a un 4,86 % , ligeramente por encima de su mínimo histórico de 4,78 % alcanzado dos veces en los dos últimos meses.

En igual período del año anterior, la tasa se ubicaba en un 6,01 %.

Los bajos costos de los préstamos, junto con las pronunciadas caídas en los precios de las casas desde sus niveles máximos del 2006, han impulsado las posibilidades de comprar una vivienda a su punto más alto.

Los compradores por primera vez, que no cuentan con la carga de un hogar existente que vender antes de comprar otro, representan la mitad de las ventas. Un crédito fiscal por US$8.000  para los compradores por primera vez al igual que varios créditos fiscales estatales han aumentado las ventas en esta franja.

Aún así, el mercado inmobiliario estadounidense se mantiene atrapado en su peor crisis desde la Gran Depresión.

Señales aisladas de una estabilización han aparecido en la economía, pero es poco probable que el mercado inmobiliario tenga un repunte pronto mientras no reduzca los inventarios de viviendas sin vender y no bajen las ejecuciones hipotecarias.

La tasa de desempleo más alta en más de 25 años y los temores sobre las pérdidas de empleo continúan desalentando a muchos compradores potenciales.

Freddie Mac, la segunda compañía de financiamiento para vivienda más grande de Estados Unidos, ha seguido la tasa hipotecaria a 30 años semanalmente desde 1971.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?