| 2/5/2009 12:00:00 AM

Suzuki recorta metas, pero India ayuda a asegurar ganancias

TOKIO- La automotriz japonesa Suzuki Motor Corp recortó el jueves en un tercio su meta de ganancias operacionales de todo el año, porque el desplome de las ventas de autos a nivel mundial y la fortaleza del yen golpearon sus resultados del tercer trimestre fiscal.

De todas maneras, la revisión deja a Suzuki, la cuarta mayor automotriz de Japón, en el pequeño grupo de firmas del sector que seguiría siendo rentable.

La mayoría ha rebajado sus pronósticos desde el último trimestre y anticipa pérdidas, en medio de crecientes inventarios y paralizaciones de fábricas.

Gracias a que Suzuki vende la mitad de sus autos en Japón y la India es menos vulnerable a un debilitamiento del dólar que sus rivales locales.

Las ventas de autos en la India, el mayor mercado individual de Suzuki, han estado cayendo debido a la escasez de financiación y a la desaceleración económica, pero no tanto como los declives que se han registrado en Estados Unidos y Europa.

Suzuki, el fabricante del modelo Swift y de otros autos pequeños, estima ahora una utilidad operacional para el año que finaliza el 31 de marzo de 67.000 millones de yenes (750 millones de dólares), frente a los 10.000 millones de yenes que estimaba anteriormente.

Los analistas anticipan, en promedio, 79.000 millones de yenes, de acuerdo a Reuters Estimates.

Suzuki prevé una ganancia neta en 22.000 millones de yenes, en vez de una por 60.000 millones de yenes.

MERCADO CLAVE

"Entramos a la India (en la década de 1980) porque no teníamos los autos indicados para hacerlo en Occidente", dijo el presidente ejecutivo de la automotriz, Osamu Suzuki, en una conferencia de prensa.

"Eso está dando fruto ahora, pero la verdadera batalla empieza aquí", agregó y recalcó que las mayores automotrices del mundo se preparan para ingresar o robustecer su presencia en la India en los próximos años.

Para el trimestre de octubre a diciembre, Suzuki reportó una ganancia operacional de 5.800 millones de yenes, por debajo de los 9.000 millones de yenes que esperaba el mercado. En el mismo período del año anterior, la firma registró una utilidad operacional de 38.300 millones de yenes.

Sobre esa base, Suzuki anotó una pérdida trimestral de 12.600 millones de yenes, frente a la ganancia de 21.600 millones de yenes que anotó en el mismo período del año anterior.

Los ingresos totalizaron 614.900 millones de yenes, con lo que cayeron cerca de una cuarta parte.

Argumentando un fuerte cambio en el clima económico mundial, Suzuki abandonó su meta de lograr ingresos de 4 billones de yenes para el 2010/11.

La firma recortó su pronóstico de ingresos del 2008/09 a 3 billones de yenes, desde 3,2 billones de yenes, y dijo que intentará ajustarse para poder lograr ganancias con ingresos de apenas 2,5 billones de yenes.

Para garantizar ganancias este año, Suzuki pedirá a 10.000 de sus 16.000 empleados fabriles y administrativos locales que se queden en sus hogares durante un número variable de días con paga reducida hasta fines del año fiscal.

También recortará los salarios de ejecutivos y gerentes. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?