| 8/25/2008 12:00:00 AM

Suspendida acción de Cemex en Venezuela hasta que se decida sobre estatización.

CARACAS - El regulador bursátil venezolano prorrogó el lunes la suspensión que pesa sobre los títulos locales de la mexicana Cemex hasta que se resuelva el proceso de estatización que adelanta el Gobierno del presidente Hugo Chávez sobre la mayor cementera del país.

Caracas reanudaría el lunes las conversaciones con la compañía para tratar de llegar a un acuerdo amistosos sobre la compensación por sus plantas y operaciones en Venezuela, expropiadas por Chávez la semana pasada luego de que las primeras negociaciones fracasaran.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) detuvo el martes de la semana pasada la negociación de las acciones de Cemex Venezuela y, tras prorrogarlo varias veces, decidió mantener la medida "hasta tanto el Ejecutivo Nacional culmine el proceso de adquisición forzosa."

A las 1530 GMT, los títulos de Cemex perdían un 1,26 por ciento en el mercado estadounidense a 20,36 dólares; mientras que en la bolsa mexicana caían un 0,32 por ciento a 20,6 pesos mexicanos.

El grupo mexicano pedía unos 1.300 millones de dólares por el 76 por ciento que posee de su filial venezolana, mientras que el Gobierno estimó que el valor real de la unidad rondaría los 400 millones de dólares, lastrada por pasivos laborales, ambientales, fiscales y obsolescencia tecnológica.

Las rivales europeas de Cemex, la suiza Holcim y la francesa Lafarge, alcanzaron un acuerdo económico por sus activos y mantendrán pequeñas participaciones accionarias en sus operaciones locales luego de su nacionalización.

Cemex amenazó la semana pasada con demandar a Venezuela ante una corte internacional de arbitraje por "confiscar" sus activos y Chávez respondió poco después asegurando que batallaría en los tribunales, acusando a los negociadores mexicanos de "irrespetuosos y agresivos."

El mandatario, que ha nacionalizado amplios sectores de la economía para instaurar el socialismo en el país petrolero, bajó el tono este fin de semana y abogó por lograr un acuerdo amistoso con la tercera mayor cementera del mundo.

Venezuela ya enfrenta procesos de arbitraje interpuestos por las gigantes petroleras estadounidenses Exxon Mobil y ConocoPhillips, que demandaron al país luego de que Caracas tomara sus proyectos de crudo pesado sin llegar a un acuerdo sobre la compensación económica.

Analistas creen que el impacto de la estatización en la compañía será limitado, ya que sus operaciones en Venezuela representan tan sólo un 4 por ciento de las ganancias consolidadas antes de impuestos, intereses, depreciación y amortización (EBITDA) globales del grupo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?