| 1/7/2009 12:00:00 AM

Superávit comercial de Chile se derrumba 57% en 2008

Santiago de Chile.- Chile registró un superávit comercial de 10.160 millones de dólares en el 2008, un 57 por ciento menos que en el año previo, debido a menores exportaciones por una caída en los precios de las materias primas y una baja en la demanda externa asociada a la crisis internacional.

En un informe mensual, el Banco Central informó el miércoles que Chile tuvo en diciembre del 2008 un déficit en la balanza comercial de 224 millones de dólares, lo que se compara con un superávit de 837 millones de dólares en igual mes del 2007.

Chile es el principal productor de cobre en el mundo, metal que ha tenido una fuerte caída en sus precios en los últimos meses -al igual como otras materias primas debido a la crisis global-, tras haber tocado máximos históricos hasta mediados del 2008.

El superávit comercial de Chile del 2008 se compara con el superávit de 23.652,3 millones de dólares registrado en el 2007.

Entre enero y diciembre del 2008, las exportaciones chilenas alcanzaron a 67.788,5 millones de dólares, un alza de un 0,2 por ciento frente al mismo período del año previo.

En todo el 2008, las importaciones sumaron 57.628,5 millones de dólares, un incremento de 31 por ciento en comparación al 2007.

Además del cobre, entre las principales exportaciones chilenas destacan la celulosa, maderas aserradas y manufacturadas, salmones y otros productos agroindustriales.

En diciembre, los envíos chilenos al exterior llegaron a 3.625,5 millones de dólares, una caída de un 24,4 por ciento con respecto al mismo mes del año previo. Las importaciones, en tanto, alcanzaron a 3.849,5 millones de dólares, una baja de un 2,7 por ciento.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?