| 4/22/2007 12:00:00 AM

Suburbios de Francia votan para impedir victoria de Sarkozy

Numerosos votantes entrevistados expresaron que apoyaban a la candidata socialista Segolene Royal, que ocupaba el segundo lugar de las encuestas, para que Sarkozy no ganara la votación.

CLICHY-SOUS-BOIS, Francia. _ Mujeres con velos en sus cabezas, negros y musulmanes hicieron fila junto a ancianos blancos para votar en los comicios presidenciales de Francia el domingo, en este vecindario de escasos recursos donde comenzaron los disturbios del 2005.

Muchos dijeron que sus votos buscaban impedir que el ex ministro del Interior Nicolas Sarkozy, que lidera los sondeos, llegara a la presidencia. Algunos jóvenes del área lo responsabilizaron de haber alentado esos disturbios cuando se refirió a ellos como la "escoria" de la sociedad y "rufianes".

De los 12 candidatos, los dos que más sufragios consigan en los comicios del domingo se enfrentarán en una segunda vuelta electoral el 6 de mayo. De esa votación saldrá el sucesor del actual mandatario Jacques Chirac, que culmina 12 años en el poder.

"Los disturbios han forzado a la gente joven a votar", declaró Iman Sadki, vestida con una túnica blanca y velo en su cabeza, como su madre marroquí que votó con ella. "Tal vez antes no tenían interés, pero hoy estamos todos participando", expresó la joven de 19 años.

Este año, había 3,3 millones de votantes más, pero tal vez pocas áreas experimentaron un aumento tan importante de la participación electoral como los suburbios empobrecidos de Francia, donde viven las segundas y terceras generaciones de inmigrantes, muchos de ellos musulmanes de las ex colonias en el norte de Africa que han sufrido décadas de discriminación. En total votaban 44,5 millones de franceses.

En Seine-Saint-Denis, la región donde está Clichy-Sous-Bois, había un 8,5% más de personas empadronadas, más del doble que el incremento del 4,2% en todo el país, dijo el ministerio del Interior.

El vecindario fue el lugar donde dos niños murieron electrocutados accidentalmente cuando se escondían de policías que ellos pensaban los estaban persiguiendo. Esas muertes fueron el detonante de tres semanas de disturbios callejeros en el 2005.

Los residentes temen ahora que el resultado de los comicios pueda generarles problemas.

Fatma Celik, que votaba por primera vez, dijo que estaba segura de que si ganaba Sarkozy "la gente se va a poner como loca aquí".

"No es posible que un político diga las cosas que dijo sobre la gente de aquí y luego espere que se queden cruzados de brazos mirando cómo es elegido", dijo la madre de 20 años, cuyos padres son de Turquía.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?