| 1/25/2007 12:00:00 AM

Suben reclamos de desempleo en EE.UU.

El aumento fue mayor que los 20.000 pronosticados. Sin embargo, los analistas advirtieron que es difícil interpretar esas estadísticas en esta época del año debido a las amplias variaciones causadas por las fiestas y otros factores.

Washington.- El número de estadounidenses que la semana pasada solicitaron beneficios por seguro de desempleo aumentó a la mayor cantidad en 16 meses, tras dos semanas de notables retrocesos.

El Departamento de Trabajo informó el jueves que 325.000 trabajadores cesados presentaron la semana pasada reclamos por desempleo, un aumento de 36.000 frente a la semana anterior. Fue el mayor aumento semanal desde los 96.000 reclamos presentados la semana del 10 de septiembre del 2005, cuando la costa del Golfo de México quedó arrasada por el huracán Katrina.

Por otra parte, la venta de viviendas existentes bajó marcadamente en diciembre, al concluir un año en el que la demanda del mercado inmobiliario sufrió la mayor contracción en 17 años.

La Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces indicó que la venta de viviendas usadas bajó un 0,8% el mes pasado, un retroceso mayor que el calculado. En lo que va de año, las ventas retrocedieron un 8,4%, la mayor contracción anual desde 1989, cuando ese sector bajó un 14,8%.

Las estadísticas de ventas resaltan la marcada contracción en el hasta hace poco pujante mercado de la vivienda, que con anterioridad al año pasado estableció marcas de ventas por cinco años consecutivos.

Sin embargo, incluso con la notable contracción del año pasado, el precio medio de una vivienda usada vendida en el 2006 aumentó un 1,1%. Aún así, la cifra fue muy inferior a las de dos dígitos logradas ininterrumpidamente en el anterior quinquenio. En el 2005 el precio medio de una vivienda usada había aumentado un 12,4%.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?