| 10/6/2009 12:00:00 AM

Suben acciones en Wall Street tras caída del dólar

Los inversionistas compraban acciones el martes por segundo día consecutivo, en medio de indicios de una recuperación de la economía global y con la debilidad del dólar haciendo subir los precios.

Nueva York — El índice industrial Dow Jones subía casi 150 puntos, elevando a más de 260 su total de dos días y los índices más amplios avanzaban más de 1,5%.

La baja en el dólar se produjo al tiempo que Australia se convirtió en el primer país en elevar las tasas de interés. Eso melló la demanda por el dólar, al igual que conjeturas de que varios países productores de petróleo estaban considerando poner fin al papel del dólar en los precios del crudo.

La caída de la moneda estadounidense hizo subir el crudo y el oro, que alcanzó un nivel récord.

El incremento de las tasas de interés en Australia reforzó expectativas de que los gobiernos en el mundo esperan que la economía se fortalezca.

Dejar las tasas de interés bajas por mucho tiempo puede causar inflación, pero elevarlas demasiado rápidamente puede frenar un crecimiento naciente.

Dean Curnutt, presidente de Macro Risk Advisors, advirtió que es improbable que otros bancos centrales sigan la pauta de Australia porque la recesión tuvo un efecto mayor en Estados Unidos y Europa.

"Otros bancos centrales grandes no están en posición de hacer eso todavía", dijo Curnutt.

En las operaciones del mediodía, el Dow subía 147,97 puntos (1,5 a 9.747,65 tras haber avanzado 112 unidades momentos antes.

El índice Standard & Poor's subía 16,72 puntos (1,6 a 1.057,18 puntos, mientras el índice compuesto Nasdaq, con predominio de las emisoras de alta tecnología, subía 36,07 puntos (1,7%) a 2.104,22.

 
 
 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?