| 8/3/2007 12:00:00 AM

Sube el desempleo en julio al 4,6% en EEUU

Sin embargo sigue siendo bajo conforme a las normas históricas. Los que están empleados tuvieron aumentos salariales moderados.

Washington_ La contratación de nuevos trabajadores perdió fuerza en julio, por lo que el índice nacional de desempleo subió al 4,6%, su mayor tasa en seis meses.

Las estadísticas difundidas el viernes por el Departamento de Trabajo indican que las empresas aumentaron sus plantillas en 92.000 puestos de trabajo el mes pasado, la peor actuación en un solo mes desde febrero.

La pérdida de empleos en los sectores fabril, de la construcción, ventas al por menor quedaron paliadas en parte por la expansión de los sectores públicos de la enseñanza y los cuidados de la salud, y en menor grado en las labores profesionales, servicios empresariales y turísticos.

Incluso con un incremento frente al desempleo de junio del 4,5%, el porcentaje actual del paro sigue siendo bajo conforme a las normas históricas. Al mismo tiempo, los que están empleados tuvieron aumentos salariales moderados.

La moderación del mercado laboral se atiene al pronóstico de los economistas de que la economía estadounidense crecerá gradualmente _ aunque sin actuaciones espectaculares _ en lo que queda de año. La economía encajó bien el enfriamiento del mercado de la vivienda, el deterioro del mercado hipotecario de alto riesgo y la atonía del mercado automotriz.

El nuevo panorama laboral es más débil del pronosticado por los economistas, que anticiparon la creación de 135.000 empleos en julio, con un desempleo a nivel nacional estacionado en el 4,5%. las nuevas cifras sugieren que el panorama laboral es tan robusto como fue estimado al comenzar el tercer trimestre.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?