| 7/12/2007 12:00:00 AM

Sube el déficit comercial estadounidense

El Departamento de Comercio informó que el déficit aumentó en mayo a 60.040 millones de dólares, un alza del 2,3% de los niveles de abril. La mayor parte del aumento refleja el coste de las importaciones energéticas, su nivel mas alto en nueve meses.

Washington.- El déficit comercial estadounidense aumentó este año a su segundo nivel más alto en la historia del país, reflejo del encarecimiento del petróleo importado y la continuada demanda de bienes chinos, pese a la retirada de algunos de esos productos debido a la contaminación.

El déficit con China aumentó a 20.020 millones de dólares, el mayor desequilibrio en cuatro meses. En lo que va de año, el déficit con China creció un 17,2% más que el año pasado, cuando el déficit total alcanzó los 233.000 millones de dólares.

En otras noticias económicas, el Departamento del Trabajo dijo que el número de trabajadores que presentaron reclamos de beneficios por seguro de desempleo bajó la semana pasada en 308.000, el nivel más bajo en dos meses y una merma de 12.000 frente a la semana anterior.

El creciente déficit con China hizo que más legisladores y empresarios pidieran la adopción de medidas contra lo que consideran prácticas comerciales injustas chinas en sectores como la manipulación de su divisa, el yuan, y la piratería de los derechos de autor.

Los detractores de la industria china mencionaron además la diversidad y cuantía de productos exportados por ese país que fueron retirados este año por sus deficiencias sanitarias y total carencia de control de calidad, desde los piensos compuestos para perros contaminados con ingredientes importados de China a juguetes chinos, neumáticos y pasta dental.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?