| 10/1/2009 12:00:00 AM

Sube a más de 500 cifra de muertos en Indonesia por sismo

Un segundo sismo fuerte sacudió el jueves el occidente de Indonesia mientras rescatistas luchaban por llegar a sobrevivientes del terremoto del día anterior, el cual mató a más de 500 personas y dejó miles más atrapados en edificios desplomados.

Se espera que la cifra de víctimas fatales del sismo de magnitud 7,6 del miércoles se incremente después de que los rescatistas terminen su labor en la densamente poblada isla de Sumatra. El sismo del jueves, con magnitud de 6,8, daño edificios adicionales.

"No lo subestimemos (el desastre). Estemos preparados para lo peor. Haremos todo lo que podamos para ayudar a las víctimas", dijo el presidente Susilo Bambang Yudhoyono en Jakarta antes de volar a Padang.

El centro de crisis perteneciente al Ministerio de Asuntos Sociales señaló que se ha confirmado la muerte de 529 personas y que 440 más tienen lesiones serias tras el terremoto de magnitud 7,6.

El centro agregó que 376 muertes ocurrieron en Padang. El resto se registraron en cuatro distritos circundantes.

Se cree que miles de personas están atrapadas, dijo Rustam Pakaya, jefe del centro de crisis dependiente del Ministerio de Salud.

El presidente ordenó al ejército desplegar todos sus centros de crisis en las provincias de Jakarta, Sumatra Occidental y Sumatra del Norte, y dijo que el ejército proporcionará equipo terrestre para retirar los escombros.

"Este es un desastre a gran escala", dijo el ministro de Salud Siti Fadilah Supari a Metro TV.

Padang, ciudad costera de 900.000 habitantes y capital de la provincia de Sumatra Occidental, se convirtió en el foco inmediato de atención para los rescatistas.

Al menos 500 edificios colapsaron en Padang o resultaron muy dañados durante el sismo de la noche del miércoles, el cual también ocasionó incendios, señaló Priyadi Kardono, vocero de la Agencia de Manejo de Emergencias.

El potente terremoto que sacudió el miércoles el oeste de Indonesia desató deslaves y dejó atrapadas a miles de personas bajo edificios derrumbados, incluyendo dos hospitales, indicaron las autoridades.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó que un segundo terremoto de 6,9 grados de magnitud sacudió la Isla de Sumatra a las 08:52 de la mañana  del jueves. Sumatra está situada a 280 kilómetros (180 millas) del epicentro del potente sismo del miércoles.

El movimiento telúrico del miércoles provocó incendios, bloqueó carreteras y cortó el servicio eléctrico y las comunicaciones en Padang, una ciudad costera de 900.000 habitantes en la isla de Sumatra. Miles huyeron presas del pánico ante el temor de un tsunami.

Los edificios oscilaron a cientos de kilómetros de distancia en las vecinas Malasia y Singapur.

En la ciudad de Padang la sacudida era tan intensa que la gente se sentó en la calle para evitar caerse. Los niños gritaban al tiempo que miles de personas intentaban alejarse de la costa en automóviles y motocicletas, haciendo sonar sus bocinas.

Era imposible determinar de inmediato la magnitud de los daños en las áreas periféricas debido al mal estado de las comunicaciones, destacó.

El alcalde de Padang pidió ayuda por la radioemisora indonesia el-Shinta.

"Estamos abrumados con el número de víctimas y... la falta de agua potable, electricidad y de telecomunicaciones", se quejó el alcalde Fauzi Bahar. "Realmente necesitamos ayuda. Pedimos a la gente que venga a Padang a evacuar los cadáveres y a ayudar a los heridos".

Centenares de personas quedaron sepultadas bajo edificios desplomados en Padang, incluso un hotel de cuatro estrellas, agregó.

El sismo ocurrió  frente a la costa de la ciudad de Padang, dijo el Servicio Geológico de Estados Unidos. El terremoto ocurrió a lo largo de la misma falla que causó el tsunami del 2004 en el Océano Indico.

Se emitió un alerta de tsunami en las costas de ese océano, y los aterrorizados residentes huyeron de sus casas a terrenos más elevados por temor a las olas gigantes. La advertencia fue derogada una hora después.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?