| 2/16/2012 10:56:00 AM

Subasta de bonos franceses genera más de $13.000 millones

Francia recaudó el jueves más de 10.000 millones de euros (13.000 millones de dólares) en una subasta de bonos de mediano y largo plazo que, en su mayoría, reflejaron una caída en los costos de préstamos.

PARIS- La mayor emisión fue la de bonos a cinco años por valor de 5.000 millones de euros, cuya demanda casi duplicó la cantidad de oferta. La tasa de interés para esos bonos fue de 1,93%. Debido a que son un nuevo instrumento, ofrecido el jueves por primera vez, no hubo punto de comparación para la cifra.

Las tasas de interés cayeron para bonos a dos, tres y 15 años. Sin embargo, la tasa aumentó ligeramente para bonos a 10 años vinculados con la inflación —llegando a 1,13%, respecto del 1,07% de la subasta anterior, llevada a cabo el mes pasado.

El incremento de las tasas de interés es un indicio de la cautela de los inversionistas al momento de prestar dinero, y ha sido toral en la crisis de deuda de Europa. Si bien la situación de Francia es mejor que la de países en problemas económicos como España e Italia, hubo la preocupación de que cuando la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's le retiró su preciada clasificación de AAA el mes pasado, sus costes de préstamo pudieran empezar a aumentar peligrosamente. Sin embargo, la reducción tuvo un efecto limitado, tal vez debido a que Francia de antemano paga más dinero por préstamos que cualquier otro país con clasificación AAA, como Alemania.

En el mercado secundario, donde los bonos son comercializados después de ser emitidos, la tasa para el bono de referencia a 10 años se mantuvo en 3%, un indicador de una subasta sólida pero no espectacular.

En general, las subastas del jueves recaudaron 10.200 millones de dólares, en el punto más alto del rango de expectativa de Francia.

(AP)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?