| 9/10/2007 12:00:00 AM

Ssshhh! Mejor sin ruido

La Secretaría Distrital de Ambiente dispondrá de 35 técnicos en todas las localidades de Bogotá para monitorear el ruido y controlar a quienes incumplen con las normas vigentes. A partir de hoy se pone en funcionamiento la tercera Estación de Monitoreo de Ruido del Aeropuerto

Bogotá.- A partir de hoy las Secretarías de Ambiente y de Gobierno inician una serie de acciones de control y prevención de la contaminación auditiva en Bogotá. Son 30 técnicos y un equipo administrativo de 20 personas quienes estarán diariamente atendiendo las quejas de la comunidad y realizando operativos continuos en todas las localidades de la ciudad. Estas personas dispondrán de equipos técnicos que incluyen sonómetros, kits metereológicos, cámaras fotográficas, vehículos, equipos de oficina, entre otros.

Hasta el día de hoy la Secretaría Distrital de Ambiente a través de un convenio con la Universidad Incca de Colombia ha realizado más de 25 operativos en todas las localidades de la ciudad en los que se han visitado 330 establecimientos abiertos al público. Desafortunadamente el 98% de dichos locales comerciales incumplen con los niveles de ruido. Estos locales tienen 30 días para realizar adecuaciones técnicas de insonorización. Si no las realizan y siguen incumpliendo con la normatividad, la Alcaldía Local correspondiente los sancionará hasta con el cierre del establecimiento.


Las quejas y reclamos de la comunidad más frecuentes son las que se refieren a las actividades de entretenimiento y diversión (76%) seguido de las empresas e industrias (17%), y posteriormente las actividades de servicio (7%). Según datos estadísticos de la Secretaría de Ambiente, las localidades en las que más se concentra la contaminación auditiva son: Engativá con 14%, seguida por Chapinero 12% y Kennedy 11%.

Es por eso que también se iniciarán una serie de acciones de prevención que incluyen afiches, volantes, cuñas radiales, actividades lúdicas en las calles de la ciudad y cartillas. Ssshhh!!!, Mejor sin ruido, es la frase con la que se invita a la ciudadanía a poner en práctica una serie de acciones preventivas para la que ciudad sea más amable. La iniciativa también llegará a los conductores de la ciudad con una serie de tarjetas pedagógicas que proponen No pitar innecesariamente y unas calcomanías para quienes definitivamente no van a utilizar el pito en las diferentes calles de la ciudad.


De igual forma se han realizado charlas a las JAL y a las comunidades de 5 localidades en las cuales se les indica las consecuencias negativas del ruido así como las recomendaciones para su prevención.


Recomendaciones
En la casa:
Controle el volumen de la televisión y del equipo de sonido especialmente durante la noche.
Si piensa celebrar una fiesta, avise a sus vecinos y mantenga la música a un volumen moderado.
Si realiza reparaciones en su casa que produzcan ruido, hágalas durante el día.
Los propietarios de animales domésticos son los responsables de impedir que causen molestias al vecindario.
Los trabajos con electrodomésticos ruidosos como aspiradoras y lavadoras se deben realizar durante el día.

Con su carro:
Evite pitar innecesariamente. Recuerde que el pito de los vehículos solo se debe utilizar en caso de riesgo de accidentalidad.
Evite dar frenazos o acelerones bruscos.
Los vehículos deben estar en buenas condiciones de funcionamiento en motor y otros elementos capaces de producir ruidos, como las alarmas.

En el exterior
Los bares y establecimientos abiertos al público deben poseer sistemas de control de ruido.
Las actividades comerciales o promocionales no se pueden realizar por medio de altoparlantes o perifoneo.
Los cultos religiosos deben poseer sistemas de control de ruido con el fin de no afectar a sus vecinos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?