| 2/2/2011 9:30:00 AM

S&P reduce calidad crediticia de Irlanda por la deuda bancaria

La agencia de clasificación de riesgos Standard & Poor's redujo el miércoles su clasificación crediticia de Irlanda y advirtió que podría volver a hacerlo a corto plazo debido a que no ha sido explicada la verdadera magnitud y alcance de los préstamos morosos que acarrean en sus carteras los bancos.

Dublin - S&P se sumó con ello a Moody's y Fitch en reducir la calidad crediticia de Irlanda tras las negociaciones mantenidas en noviembre por la nación celta de un crédito potencial de hasta 67.500 millones de euros (93.000 millones de dólares) de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Irlanda ha retirado ya 8.400 millones de euros (11.600 millones de dólares) este año del fondo de rescate: dinero que fue a parar directamente a las arcas vacías de los bancos en Dublín.

Empero, la reducción del miércoles de S&P's fue solamente de un peldaño a "A-", un escalón menos que las reducciones múltiples decretadas el mes pasado por Moody's y Fitch. Ambas situaron a Irlanda en la categoría de "BBB" —clasificación de riesgo elevado— inmediatamente después del rescate de la UE y el FMI.

La clasificación "BBB" es considerada la más baja y la mínima para retener la denominación de inversiones, mientras que la BB e inferiores denotan "bonos basura".

El analista de S&P Frank Gill advirtió que la agencia podría reducir en abril otras categorías irlandesas al escalón "BBB", una vez que tome posesión el nuevo gobierno y pueda ver valorado el impacto de la infusión de dinero hecha por la UE y el FMI en los bancos de Dublín.

El anuncio de S&P coincidió con el inicio oficial de la campaña para los comicios irlandeses del 25 de febrero. El gobierno del primer ministro Brian Cowen —que presidió el paso de un espectacular colapso del país tras el exitoso programa capitalista que le valió el apelativo de Tigre Celta al país en 2007 a la endeudada nación de hoy— casi con seguridad perderá los comicios para ser reemplazado por un gabinete de coalición izquierdista.

Los dos partidos que integrarán esa coalición, el Fine Gael y el Laborista, han basado sus campañas en la promesa de reanudar las negociaciones con la UE y el FMI para aflojar algunas de las duras condiciones exigidas cuando recibieron el dinero.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?