| 7/28/2011 4:32:00 PM

S&P rebaja el pronóstico de Túnez por los riesgos de la transición política

La agencia de calificación de deuda Standard & Poor's (S&P) rebajó hoy el pronóstico de la economía de Túnez de estable a negativo debido al "aumento de los riesgos durante la transición política", aunque mantuvo su nota de la deuda soberana en BBB-

Argel, 28 jul- La agencia de calificación de deuda Standard & Poor's (S&P) rebajó hoy el pronóstico de la economía de Túnez de estable a negativo debido al "aumento de los riesgos durante la transición política", aunque mantuvo su nota de la deuda soberana en BBB-.

En un comunicado, la agencia insistió en que la valoración del crédito soberano en divisas a largo plazo se mantiene en BBB- y a corto plazo en A-3 y que en el crédito en moneda local tampoco se producen cambios y se mantiene la última calificación realizada en marzo. Es decir BBB para el largo plazo y A-3 para el corto.

Por otra parte, la calificación de la Valoración de las Transferencias y Convertibilidad tampoco sufre cambios y continúa en BBB.

La diferencia respecto a la calificación otorgada hace cuatro meses es en la perspectiva, que ha rebajado de "estable" a "negativa".

La agencia ha tomado esta decisión por considerar que los riesgos del crédito continuarán durante 2012, "al menos hasta que tengan lugar las elecciones para una asamblea constituyente", previstas para el 23 de octubre de este año.

La calificación de marzo se hizo antes de que se decidiera retrasar estos comicios, previstos, en un primer momento, para el presente mes de julio.

No obstante, S&P se muestra convencida de que "un sistema más integrador y legítimo que el régimen anterior podría reforzar el sistema social, mejorar el clima de inversión y promover el crecimiento".

Además, subraya que seis meses después de la caída del presidente Zin el Abidine Ben Ali, forzado a abandonar el poder por un movimiento de protesta popular, la capacidad para determinar con claridad la situación económica se enfrenta a numerosas incertidumbres.

De este modo plantea un escenario de futuro con un crecimiento del Producto Interior Bruto del 1% para el presente curso, que gradualmente recuperará el 5% anterior a la revolución hacia 2014.

Por otro lado, consideran que el déficit por cuenta corriente podría superar el 6% del PIB, principalmente debido al descenso de la actividad del turismo. También adelantan que el déficit fiscal de 2011 alcanzará el 5% de PIB y que en 2012 representará el 4%, según sus predicciones.

S&P también se muestra pesimista respecto a la debilidad del sector bancario, especialmente, dice, los bancos estatales, que podrían ralentizar la recuperación.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?