| 4/13/2011 10:20:00 AM

S&P rebaja la calificación de Islandia tras el rechazo de la "ley Icesave"

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's (S&P) anunció hoy que ha rebajado la calificación crediticia de Islandia al estatus de país "en observación con perspectiva negativas" tras el rechazo a la "ley Icesave" en referendo.

Copenhague - Ese estatus se aplica tanto al cambio de moneda extranjera "BBB-/A-3"como para el cambio de moneda local "BBB/A-3", señaló la agencia estadounidense en un comunicado.

Los islandeses votaron el pasado sábado, por segunda vez en un año, contra esa ley, llamada a indemnizar a ahorradores británicos y holandeses por la quiebra en octubre de 2008 del banco islandés Icesave, filial en internet del Landsbanki, durante la crisis bancaria que sufrió este país nórdico.

La ley había sido aprobada dos meses antes por el Parlamento islandés luego de que Islandia alcanzara un acuerdo con los gobiernos británico y holandés.

"Entendemos que con este acuerdo el Estado islandés garantizaría que el Fondo de Garantías para Ahorradores e Inversores abonara al Reino Unido y a Holanda los costes en que éstos incurrieron al pagar las garantías de depósito (...) a los ahorradores de los negocios del Landsbanki en el Reino Unido y en Holanda", señaló S&P.

La agencia de calificación estadounidense ve "altos riesgos económicos" para Islandia si se mantiene un prolongado período de incertidumbre sobre el caso Icesave, que considera que se resolverá en los tribunales europeos en el plazo de un año.

La duración de ese litigio podría debilitar las relaciones de Islandia con otros países europeos, aumentar su riesgo financiero externo e impedir las perspectivas de recuperación económica, además de retrasar su regreso a los mercados de capital internacionales, según S&P.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?