| 5/5/2010 9:00:00 AM

Son 825.000 hogares de bajos recursos se han beneficiado con autoconsumo de alimentos

A través de 415 proyectos impulsados en todo el país, estos hogares han producido fríjol, maíz, arracacha, plátano o yuca y huertas caseras, evitando la compra de estos productos.

Bogotá, -  La Agencia Presidencial Acción Social informó que uno de los programas que impulsa para la superación de la pobreza en el país, es el autoconsumo de alimentos a través de la Red de Seguridad Alimentaria (Resa), el cual ha beneficiado a más de 825 mil hogares de bajos recursos en el país, durante los últimos ocho años.

Es así como a través de 415 proyectos, estos hogares recuperaron la cultura de producción para autoconsumo de alimentos como fríjol, maíz, arracacha, plátano o yuca y huertas caseras, evitando la compra de estos productos.

Así mismo, a través de proyectos de desarrollo alternativo, se ha estimulado a más de 50 mil hogares para producir cacao, palma de aceite, caucho, miel de abejas, caña, pimienta, palmitos y coco, entre otros.

Resa también mejoró la nutrición de sus beneficiarios gracias al consumo de alimentos sanos, cultivados de manera orgánica, y preparados de acuerdo con recetas recuperadas de los saberes tradicionales.

Acción Social destacó que este arraigo a las tradiciones campesinas ha sido un mecanismo fundamental para prevenir el desplazamiento en muchos sectores del país. Las iniciativas de Resa también han servido como una forma rápida de atención de emergencias, tanto naturales como generadas por la violencia.

La entidad informó que otro de los programas que lleva a cabo para superar la pobreza es la ‘Operación Prolongada de Socorro y Recuperación’, proyecto conjunto de Acción Social, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y el Programa Mundial de Alimentos, que ha entregado 104 millones 666 mil 249 raciones alimentarias a cerca de 1 millón y medio de personas en 414 municipios del país.

En el campo de Generación de Ingresos, con el programa Mujeres Ahorradoras, más de 20 mil mujeres participan de formación financiera con enfoque de género, propiciando el ahorro de 4.500 millones de pesos por parte de ellas en el periodo comprendido entre 2007 y 2009.

Así mismo, más de 280 mil familias han visto como sus pequeñas cadenas productivas han recibido el apoyo por parte de Acción Social, a través de capitalización en insumos y maquinarias.

El trabajo de Acción Social, a través de sus programas sirvieron, para que los efectos de la crisis económica mundial en las familias vulnerables, no fueran tan dramáticos como en otros países, ya que estos hogares tenían unas condiciones más favorables para enfrentarla.


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?