| 11/2/2011 8:20:00 AM

Somavia aconseja aprender de las respuestas de Latinoamérica a la crisis

"Sería bueno que los líderes europeos estudiaran la experiencia latinoamericana para darse cuenta de que las cosas pueden hacerse de manera diferente": Somavia.

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, opinó hoy que los líderes europeos deberían buscar en la experiencia de América Latina fórmulas para salir de la crisis económica, preservando el empleo y generando crecimiento.

En una entrevista a Efe, Somavia declaró que la receta latinoamericana ha pasado por "proteger el empleo y la demanda" para lo cual, a diferencia de las fórmulas que se están aplicando en Europa, "los salarios medios han aumentado, así como la inversión en protección social".

Esta orientación, recordó el chileno Somavia, ha significado un nuevo y fundamental deslinde con respecto a los programas que el Fondo Monetario Internacional (FMI) impuso en numerosos países de la zona en las décadas de los 80 y los 90.

"América Latina salió de la crisis más rápido que Europa y Estados Unidos porque no se aplicaron las políticas que provocaron la crisis", sostuvo Somavia en una entrevista telefónica desde Cannes (Francia), donde participará en la cumbre del G-20.

A raíz de la primera parte de la crisis (2008-2009), los gobiernos latinoamericanos rompieron con la fórmula tradicional de reducir impuestos con la intención de que las empresas invirtieran más, recordó.

"En tiempos de crisis las empresas y la clase alta y media no invierten porque prefieren ahorrar, así que (rebajarles impuestos) no tiene ningún impacto en el crecimiento", explicó el jefe de la OIT.

Ni siquiera en época de crecimiento, añadió, tal medida repercute positivamente porque entonces "las ganancias de la reducción de impuestos terminan en el sector financiero y no en la economía real".

Somavia reconoció, no obstante, que si la crisis se agudiza en Europa, Estados Unidos y Japón será "inevitable" que repercuta en América Latina, aunque opinó que allí "todavía hay capacidad de políticas públicas".

"Pero tampoco creamos que la región está en una situación ideal, recordemos las enormes desigualdades que existen", recalcó.

A escasas horas de iniciarse la cumbre del G20, Somavia considera que el desafío más inmediato que afrontan los líderes de este grupo de países es "saber conectarse con los ciudadanos" y canalizar el "descontento" por el grave impacto que la crisis está teniendo en el empleo.

En esta cumbre, el director de la OIT planteará la necesidad de fomentar la inversión productiva en infraestructura, en sectores de alta intensidad de mano de obra (agricultura y construcción, por ejemplo) y en las pequeñas y medianas empresas, así como de responder a la problemática del empleo juvenil y de contar con un sistema de protección social mínimo.

Pero una salida a la crisis no se logrará antes de que los líderes políticos decidan poner al sistema financiero "al servicio de la economía real" y retiren "los estímulos al espacio no productivo del mundo financiero".

El aumento de la demanda es otra pieza clave en cualquier plan de recuperación, lo que puede lograrse mediante "una mejor relación entre productividad y salarios".

Preguntado sobre su opinión acerca de la propuesta de la patronal española de abaratar el despido para reducir el desempleo, Somavia optó por una respuesta de carácter "general", pero en el fondo desvirtuó este planteamiento.

Recordó que el postulado de que la desregulación es la mejor forma de crear empleo existe desde hace 30 años y desde entonces "se ha desregulado de manera impresionante, pero esto no ha creado suficiente trabajo".

"También existe la idea de que si uno reduce los salarios aumenta el empleo, lo que no se ha demostrado en la práctica", agregó.

Por último, puso en cuestión "la noción de que cada vez que hay un problema económico hay que liberalizar más el mercado de trabajo" y resaltó que se ha probado que esto "no es verdad".

"Hay muchos ejemplos que demuestran que este principio ideológico no funciona", insistió.

Recordó que EEUU "tiene el mercado laboral más liberal del mundo y una tasa de desempleo enorme", mientras que "Alemania tiene un mercado de trabajo bastante regulado y el desempleo es bajo".

Se refirió finalmente a los países nórdicos, que "tienen un sistema de bienestar fuerte, pero a la vez son los más competitivos".


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?