| 11/8/2011 9:00:00 AM

SocGen abandona dividendo luego de caída de ganancia

Societe Generale, el segundo mayor banco de Francia que cotiza en bolsa, abandonó su dividendo en el 2011 para reforzar su capital tras reportar una fuerte caída de su ganancia en el tercer trimestre, por cargos que incluyeron pérdidas por amortizaciones sobre deuda griega.

SocGen, el primer banco francés que abandona su dividendo desde que los reguladores revelaron este año requerimientos de capital más estrictos, reiteró que cubriría una déficit estimado de 2.100 millones de euros (US$2.900 millones) sin una ampliación de capital o ayuda estatal.

Como su mayor rival galo, BNP Paribas, SocGen anunció amplias ventas de activos para reducir su deuda y tranquilar a los inversores. El banco dijo que vendió 10.000 millones de euros en activos tóxicos entre julio y noviembre a un costo antes de impuestos de 121 millones de euros.

SocGen dijo que su cartera de activos tóxicos llegaba a 18.600 millones de euros a fines de octubre.

"Estamos dando prioridad al fortalecimiento del capital del grupo", dijo el presidente ejecutivo Frederic Oudea, agregando que habría una reducción significativa en los bonos que pague a sus empleados de su banca corporativa y de inversión.

SocGen está recortando deuda y vendiendo activos en su banca de inversión, un impulsor crucial de utilidades pero que se ha debilitado en medio de la volatilidad de los mercados.

La ganancia de esa división cayó en un 83,5% en el tercer trimestre a 77 millones de euros, con las operaciones de renta fija sufriendo especialmente por la crisis de deuda soberana.

La ganancia de SocGen en el tercer trimestre bajó en un 31% a 622 millones de euros, comparado con una previsión de una utilidad de 858 millones de euros obtenida en un sondeo de Reuters.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?