| 9/5/2007 12:00:00 AM

Sistema de ahorro para épocas de vacas flacas

Los recursos ahorrados deben permanecer en las cuentas como mínimo 10 años.

Bogotá.- El Gobierno nacional presentó al Congreso un proyecto de Ley de ahorro con regalías, que le asegure a las regiones productoras de hidrocarburos y minerales, un volumen importante de recursos para la financiación futura de sus proyectos económicos y sociales.

El proyecto de ley pretende que los recursos de regalías que son girados directamente a las gobernaciones y municipios, ahorren entre el 8 y 12 por ciento de sus ingresos mensuales por este concepto, con lo cual guardarán alrededor de 2.5 billones de pesos entre 2008 y 2017.

Dicho ahorro corresponderá a 130 administraciones, entre alcaldías y gobernaciones que perciben regalías directas por más de 1.000 millones de pesos anuales, cuyas respectivas reservas serán administradas por Findeter en cuentas individuales de depósito.

La iniciativa le permite a los municipios y departamentos que constituyan su ahorro, acceder a líneas de redescuento de Findeter, para financiar con una tasa preferencial proyectos productivos.

En todo caso, los dineros ahorrados deben permanecer en las cuentas como mínimo 10 años y su retiró será parcial. En este sentido, se estableció que los ahorros que estarán disponibles en el año 11 serán los mismos que se guardaron en el primer año de la cuenta y así sucesivamente año por año.

Sin embargo, la norma establece que los municipios y departamentos beneficiarios de regalías directas podrán disponer de sus ahorros en cualquier momento, primero, para solucionar situaciones de desastre declarados de conformidad a la Ley y, segundo, cuando las regalías percibidas durante los últimos 5 años hayan disminuido de manera importante.

De esta manera, se espera garantizar sostenibilidad fiscal en el largo plazo en las inversiones que ejecuten estas entidades territoriales, teniendo en cuenta que no se ha generado el impacto social y económico esperado en el desarrollo y crecimiento de las regiones.

Además, muchos de los beneficiarios de las regalías directas deben disminuir su dependencia del sector de minas e hidrocarburos y de esta forma diversificar sus ingresos tributarios, así como las actividades productivas en su jurisdicción.

El proyecto solo comenzará a aplicarse cuando se expida la reglamentación que establezca competencias a las entidades del Gobierno nacional que implementarán esta iniciativa.

Las regalías que fueron giradas a las entidades territoriales durante el año 2006 fueron de 2.9 billones de pesos, de los cuales el 82 por ciento ingresaron a sus arcas derivados de la explotación de hidrocarburos, 14 por ciento por carbón y el restante 4 por ciento por el níquel y otros minerales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?