| 5/6/2007 12:00:00 AM

Sismo sacude a Colombia

El movimiento telúrico ha sido uno de los más grandes registrados en los últimos años en el país. Por ser bastante profundo no se registraron daños materiales o víctimas

Bogotá_ Un sismo de 6.0 grados de magnitud en la escala de Richter ocurrió en la noche de este sábado, poco antes de la medianoche, según reportaron las autoridades.

 

El movimiento telúrico ha sido uno de los más grandes registrados en los últimos años en el país. Por ser bastante profundo no se registraron daños materiales o víctimas.

 

Sin embargo alcanzó a sentirse en siete departamentos del centro colombiano: Cundinamarca, Boyacá, Santander, Caldas, Quindío, Tolima y Risaralda. En Bogotá, donde la actividad sísmica es inusual, algunos residentes de edificios altos evacuaron asustados sus hogares.


 

El epicentro del sismo fue el municipio de Betulia, en Santander, situado a 90 kilómetros al occidente de Bucaramanga, capital del departamento. Dista a 100 kilómetros de la falla de la Mesa de Los Santos, donde se registra una intensa actividad sísmica. El movimiento tuvo una profundidad de 136 km.

 

La escala de Richter va desde el grado 0 al 12. De acuerdo a su impacto en la superficie de la tierra mide las consecuencias del temblor. De 0 a 3.5 generalmente no se reporta y no causa daños. De 3.5 a 5.4 se siente pero causa daños menores, de 5.5 a 6 causa daños menores en edificios.

 

De 6.1. a 6.9 puede ocasionar daños severos a menudo en áreas donde vive mucha gente. De 7 a 7.9 causa graves daños, es terremoto mayor. De 8 en adelante es un gran terremoto. La destrucción es total en comunidades cercanas. Si la magnitud es 12 hay quiebre del centro de la tierra. Su energía equivale a la cantidad de energía que recibe diariamente la tierra por el sol.

 

 

 

 

Información de agencias

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?