| 9/2/2008 12:00:00 AM

Síntomas de desaceleración económica en Brasil.

SAO PAULO - La economía de Brasil está desacelerándose tras una serie de medidas para reducir el crédito disponible, ayudando a detener una aceleración en la inflación, dijo el martes el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

El Gobierno ha subido algunos impuestos sobre préstamos e implementado restricciones a los acuerdos de arriendo en los últimos meses y estos están comenzando a dar sus frutos, indicó.

"Hemos tomado varias medidas para reducir el crecimiento de la demanda y hay señales de que la economía se está desacelerando," dijo Mantega en un evento en Sao Paulo.

La economía de Brasil, la mayor de América Latina, ha prosperado en los últimos años, ya que la flexibilización de las tasas de interés, una inflación más controlada y un alza en el crédito alimentaron la demanda nacional y permitieron al país afrontar una crisis financiera en Estados Unidos.

El crecimiento del crédito, que estaba subiendo a un ritmo de 30 por ciento al año, está ahora aumentando a 15-20 por ciento al año, un ritmo que es más sustentable, dijo Mantega.

La desaceleración en el crecimiento del crédito debería suavizar la demanda de automóviles, artículos eléctricos y ayudar a reducir el riesgo de una aceleración de la inflación a medida que la economía se calienta.

La inflación en Brasil debería ceder y terminar el año dentro del rango de tolerancia del Gobierno de 6,5 por ciento, agregó el ministro. Brasil tiene un objetivo de inflación anual de 4,5 por ciento con una banda de tolerancia de 2 puntos porcentuales.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?