| 9/13/2006 12:00:00 AM

Singapur proscribe a 28 activistas autorizados por FMI y BM

El gobierno de Singapur comunicó al Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial que mantendrá su decisión de proscribir el ingreso a esta ciudad-estado de 28 activistas que ya habían recibido autorización de esas dos instituciones para participar en su asamblea anual, informó el miércoles un funcionario del Banco Mundial.

Singapur
 
"Esta es una ruptura del acuerdo formal que hemos tenido con el gobierno de Singapur", dijo Kevin Shaw Kellems, asesor del presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz.

Indicó que esos individuos habían también recibido la aceptación de sus respectivos gobiernos de venir a Singapur para intervenir en actividades que las organizaciones sociales desarrollarán paralelamente a las conferencias institucionales que congregarán a ministros de finanzas y hacienda de 184 países.

"Pedimos al gobierno que los deje participar asegurándoles el ingreso expeditivo", declaró Kellems a reporteros.

Kellems no identificó a los individuos, pero el jefe del estado mayor de la policía, Soh Wai Wah, dijo que eran miembros de ocho grupos de Asia y otras partes del mundo y han estado involucrados en "actividades de alteración del orden" en el pasado.

Soh informó que uno de ellos había ingresado a la sede del Banco Mundial en Washington y hurtado documentos, mientras que otro estuvo involucrado en la ocupación de un consulado en San Francisco.

Muchos de ellos, dijo Soh, habían ya participado en violentas manifestaciones callejeras en 1999 en Seattle, 2001 en Ginebra y 2003 en Cancún, durante conferencias sobre globalización.

El FMI y Banco Mundial pidieron la semana pasada al gobierno de Singapur que elimine una lista negra de individuos que no podían recibir acreditación para la asamblea.

Kellems adelantó que Wolfowitz volverá a interceder por los activistas en una reunión con el primer ministro Lee Hsien Loong el jueves.

La asamblea congregará a unos 16.000 asistentes, según cifras de las autoridades que los estaban recibiendo en medio de una campaña basada en fotografías de singapureanos sonrientes.

Los activistas acreditados están autorizados para realizar protestas en un área de unos 50 metros cuadrados del lobby del centro de convenciones donde se reunirán los ministros, pero no en la calle.

El gobierno ha movilizado a toda su fuerza policial de 10.000 efectivos para prestar seguridad permanente a los visitantes.
 
FUENTE: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?