| 11/2/2011 9:30:00 AM

Sindicatos y patronos internacionales se reúnen con Sarkozy antes del G20

Representantes patronales y sindicales de los países del G20 se reunieron hoy en París con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, para presentarle sus propuestas con vistas a la cumbre que comienza mañana en Cannes.

Los agentes sociales mantendrán mañana un encuentro en la ciudad costera gala para tratar de consensuar un documento común y presentarlo a los jefes de Estado y de Gobierno de los 20 países.

Sindicatos y patronal, que fueron recibidos por separado por Sarkozy, coincidieron en pedir que este tipo de encuentros, que se celebró por primera vez, sean una constante en las futuras cumbres del G20.

Los líderes empresariales pidieron que se refuerce la "disciplina presupuestaria" para afrontar la actual crisis financiera.

Reclamaron también una reforma de las instituciones financieras, en particular del Fondo Monetario Internacional (FMI), para dar mayor peso a los países emergentes.

La flexibilización del mercado laboral para estimular la creación de empleos, la mejora de los intercambios comerciales, la lucha contra la corrupción o la construcción de un sistema monetario internacional "multipolar y estable", son otras de las propuestas de los empresarios.

Por parte de los sindicatos, acudió el secretario general de la española Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, en una delegación encabezada por la Secretaria General de la Confederación Sindical Internacional (CSI), Sharan Burrow.

Los representantes de los trabajadores señalaron que la prioridad para afrontar la crisis pasa por la creación de empleo de calidad y no por una mayor especulación financiera, indicó Burrow.

Las propuestas sindicales pasan por adoptar la tasa sobre las transacciones financieras propuesta por Sarkozy y por la canciller alemana, Angela Merkel, una idea que no cuenta con la unanimidad de los participantes en el G20.

Los sindicatos también apuestan por instaurar un nivel mínimo de protección social de los trabajadores en los países que integran este club y por la ayuda a la cobertura de los asalariados en los países más pobres.

Los representantes sindicales indicaron que la crisis griega fue abordada tangencialmente.

El líder del sindicato francés CFDT, François Chérèque, mostró su comprensión con el "enfado" del presidente Sarkozy, "porque no fue avisado de la intención de celebrar un referéndum", pero también pidió respeto para los trabajadores helenos.

"La presión social que soportan los trabajadores griegos es insoportable e intolerable, se les obliga a hacer esfuerzos enormes mientras que otros sectores empresariales, en particular los de los astilleros, no están pagando el mismo precio por la crisis", señaló.


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?