| 4/19/2011 1:40:00 PM

Sindicatos lusos están preocupados por los efectos del rescate financiero

Los principales sindicatos lusos se mostraron hoy preocupados por las consecuencias sociales que podrá acarrear el rescate financiero a Portugal y defendieron extender los plazos de reducción del déficit exigidos al país.

Lisboa - La Confederación General de Trabajadores de Portugal (Cgtp), de tendencia comunista, y la Unión General de Trabajadores (UGT, socialista) se reunieron hoy en Lisboa con la misión enviada por Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para negociar el auxilio financiero luso.

Al término del encuentro, el secretario general de la CGTP, Manuel Carvalho da Silva, aseguró de que su central sindical, la mayoritaria en Portugal, con unos 800.000 afiliados, se opondrá a planes de austeridad semejantes a los aplicados en otros países, en alusión a Grecia e Irlanda, por sus efectos recesivos.

El responsable de UGT, Joao Proenca, alertó de la necesidad de preservar los derechos sociales en el actual contexto y avisó de que un acuerdo con el FMI podría crear las condiciones para cercenar la situación de los trabajadores.

La reunión con los sindicatos corresponde a la segunda jornada de las negociaciones a nivel político de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional con las autoridades lusas.

La presencia desde hace una semana de las tres instituciones, conocidas en Portugal como la "troika", no ha servido para apaciguar la presión de los mercados sobre el país, y en la jornada de hoy los intereses que penalizan la deuda soberana lusa se negociaron a máximos desde la entrada del euro en 2002.

Un día antes de que Portugal regrese a los mercados con una subasta de entre 750 y 1.000 millones de euros en bonos a corto plazo, los títulos a cinco años se negociaron al 10,7 % y los de dos años, al 10,14 %.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?