| 5/15/2012 2:00:00 PM

Sindicatos Europa piden a Merkel y Hollande que den otro rumbo al continente

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) expresó hoy su confianza en que la primera reunión entre el nuevo presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, marque "un punto de partida para una Europa del crecimiento, y no de la austeridad".


En un comunicado, la CES recalcó la crítica que ha expresado durante los últimos años a la "austeridad automática" aplicada en ciertos países europeos "como forma de remedio para sus déficit públicos".

A juicio de los sindicatos, la austeridad "es un fracaso económico y político, tal y como han mostrado las recientes elecciones europeas".

La CES, en cambio, "siempre ha defendido un plan de relanzamiento para las inversiones, con el objetivo de lograr el crecimiento en favor del empleo de calidad y de la justicia social".

La secretaria general de la CES, Bernadette Ségol, constató que ha habido "un cambio de discurso entre algunos dirigentes europeos", que comienzan a hablar "con seriedad" sobre crecimiento, un tema que incluso será el asunto central de la cumbre informal europea del próximo día 23 en Bruselas.

Ségol expresó su deseo de que el encuentro de hoy entre los jefes de Estado de Francia y Alemania "contribuya a volver a poner a Europa sobre los raíles del crecimiento y a dejar atrás el rigor presupuestario".

No obstante, advirtió de que los sindicatos "no aceptarán un crecimiento basado en las reformas estructurales", un término que según dijo "suele utilizarse para evitar decir 'desregulación'"

Asimismo, la secretaria general mostró su "gran preocupación por la degradación de la situación en Grecia y en España".
EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?