| 1/11/2012 4:45:00 PM

Sindicato amenaza con frenar producción petróleo en Nigeria

Los trabajadores petroleros de Nigeria amenazaron con cerrar el bombeo de crudo del mayor productor de África el miércoles, profundizando una huelga nacional declarada ante el drástico aumento de los precios de la gasolina.

Con el Gobierno y los sindicatos envueltos en una disputa que paralizó a Nigeria por tres días, el mayor sindicato petrolero dijo que está listo para detener la producción, aunque fuentes de la industria afirmaron que no creen que se produzca un cierre total de las exportaciones de crudo.

"Ahora que el Gobierno federal ha decidido ser insensible, por la presente ordenamos a todas las plataformas de producción que estén en alerta roja y se preparen para un cierre total", dijo Babatunde Ogun, presidente del sindicato Pengassan, en un comunicado.

Aún no se ha tomado una decisión definitiva, pero Ogun señaló que los trabajadores ya dejaron de enviar reportes sobre la producción al Gobierno, que es "uno de los primeros pasos en el proceso de cierre".

En respuesta, las autoridades instaron a los sindicatos a negociar.

"El Gobierno está preocupado por la amenaza de cerrar la producción de petróleo debido a que (...) esa acción empeorará nuestro problema económico, que el Gobierno está intentando resolver", dijo el ministro de Información, Labaran Maku, llamando a los trabajadores y la sociedad civil al diálogo.

Nigeria exporta más de 2 millones de barriles de petróleo por día y es un proveedor clave de Estados Unidos y Europa. Hasta ahora la producción no se vio afectada, pero las preocupaciones sobre los suministros de la nación africana pueden mover los precios del crudo.

Sin embargo, los valores operaban en baja el miércoles ya que los inversores estaban más inquietos por la economía europea.

Funcionarios de la industria petrolera dijeron que es improbable un cierre total de las exportaciones debido a que los procesos están automatizados y algunos trabajadores no están sindicalizados.

Sin embargo, hasta una pequeña alteración en la producción podría ejercer presión sobre el Gobierno del presidente Goodluck Jonathan, cuyas reservas de moneda extranjera e ingresos del Estado dependen en gran medida de las exportaciones de crudo.

Sin ahorros

"Si se interrumpe la producción de petróleo, sería una grave escalada y el Gobierno probablemente usaría medios legales o la fuerza para detenerla. Pero creo que es improbable que la producción se vea afectada", opinó Kayode Akindele, socio de la firma de inversión 46 Parallels, basada en Lagos.

"El Gobierno confiará en que mientras los servicios de seguridad puedan mantener las cosas bajo control, las personas empezarán a volver a sus trabajos. La mayoría no tiene ahorros, por eso no puede darse el lujo de perder días de pago", agregó.

Decenas de miles de nigerianos se convocaron a lo largo y ancho del país, de 160 millones de habitantes, para protestar contra décadas de corrupción y mala gestión económica.

Los trabajadores prometieron mantener la huelga indefinida a menos que se restablezca el subsidio a los combustibles eliminado el 1 de enero, pero el Gobierno anunció que no pagará los salarios de los empleados públicos que se sumen a la protesta.

Los economistas sostienen que el subsidio iba a llevar al país a la bancarrota. Pero su eliminación duplicó el precio de la gasolina, a 150 nairas (0,93 dólares) el litro, y privó a la población de lo que muchos percibían como el único beneficio otorgado por el Estado.

En una marcha en la capital comercial de Lagos, los manifestantes instaron al Gobierno a que persiga a los líderes corruptos, no al Estado de bienestar. La policía baleó a un manifestante cuando disparó contra un grupo al que acusó de generar disturbios, dijo un reportero de Reuters.

Las protestas han sido mayoritariamente pacíficas, pero en Lagos y en la segunda mayor ciudad, Kano, se han registrado enfrentamientos mortales con los efectivos.

Jonathan ahora enfrenta dos grandes problemas de seguridad: la oposición al alza del precio del combustible y una creciente violencia sectaria iniciada por el grupo islamista Boko Haram.

El presidente confirmó su decisión de eliminar el subsidio. A pesar de ser un importante productor de crudo, Nigeria tiene que importar muchos productos derivados del petróleo dado que los bajos precios del combustible han desalentado las inversiones en el área de refinación. Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?