| 5/4/2007 12:00:00 AM

Sin tendencia clara precios del crudo

El crudo dulce ligero de bajo contenido sulfuroso para entrega en junio cayó 11 centavos a 63,08 dólares el barril en la contratación electrónica de la Bolsa Mercantil de Nueva York al mediodía europeo.

Londres.- Los precios del crudo a término no mostraban el viernes una dirección clara mientras el mercado parecía ignorar los recientes secuestros de trabajadores extranjeros y ataques en la región petrolera de Nigeria.

En el mercado internacional ICE de Londres el crudo Brent del Mar del Norte para entrega en junio avanzó 35 centavos a 66,32 dólares el barril.

En otras operaciones realizadas en la bolsa neoyorquina, los precios a futuro de los combustibles de calefacción subieron medio centavo a 1,8503 dólar el galón (3,8 litros), mientras que los del gas natural se mantuvieron estables a 7,948 dólares los 1.000 pies cúbicos.

En tres ataques diferentes en Nigeria, fueron secuestrados al menos 21 personas y murió un soldado, dijeron el jueves testigos y funcionarios. Nueve de los cautivos, entre ellos ocho extranjeros fueron posteriormente liberados.

Nigeria es el mayor productor de petróleo de Africa. La violencia ha sacudido a la región del sur del país, donde están los yacimientos, desde hace años, y en los últimos meses los insurgentes han incrementado una campaña contra la industria petrolera, incendiando oleoductos para interrumpir la producción y secuestrando a decenas de trabajadores extranjeros.

El contrato del crudo cayó el jueves 49 centavos a 63,19 dólares en la bolsa neoyorquina, después que Estados Unidos indicó que suspenderá hasta que termine el verano las compras para la Reserva Petrolera Estratégica, que sería un respaldo de suministros en caso de que exista una interrupción severa e inesperada en el abastecimiento de petróleo.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?