| 9/4/2007 12:00:00 AM

Sin PDVSA, Brasil inicia obras de refinería

En diciembre del 2005, Lula y su colega venezolano Hugo Chávez colocaron la primera piedra de la refinería Abreu e Lima, en el estado de Pernambuco, en la que PDVSA y el conglomerado estatal Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) anunciaron una sociedad.

Brasilia.- De casco y sobre un tractor, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva participó el martes en el inicio de las obras de construcción de una refinería en el noreste del país, un ambicioso proyecto de 4.000 millones de dólares en el que aún no se concreta oficialmente la anunciada participación de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA).

En la jornada ni representantes de la embajada de Venezuela ni de PDVSA asistieron al acto de inicio de remoción de tierra para comenzar las obras y echar las bases de la refinería, cuyos productos abastecerán a Pernambuco y a otros territorios del empobrecido noreste de Brasil.

En su discurso, Lula dijo que los retrasos para arrancar la obra se debieron a que en Brasil se han creado "tal magnitud" de normas sobre obras públicas, tanto ambientales como para evitar corruptelas, que "a veces una obra demora dos o tres años para comenzar por cuenta de la cantidad de procesos que tienen que ser hechos para legalizar el conjunto de la obra".

Aunque el mandatario recordó que en 2005 estuvo con Chávez en Pernambuco para colocar la primera piedra, Lula no hizo referencia en la jornada a si la sociedad con PDVSA sigue vigente o Petrobras seguirá sola en el proyecto.

Lula y Chávez prevén reunirse el próximo 20 de septiembre en la ciudad brasileña de Manaus, pero ni el palacio de gobierno ni la cancillería han confirmado si el tema de la refinería hará parte del encuentro de los dos mandatarios.

Si bien ninguna de las dos petroleras han dicho claramente si mantienen sus planes de asociación, el presidente de la empresa brasileña, Sergio Gabrielli, aseguró la semana pasada que Petrobras seguirá adelante, independientemente de la decisión de PDVSA, con la construcción de la refinería.

Con una inversión inicial prevista en 2.500 millones de dólares, Petrobras ha confirmado que el proyecto involucrará ahora unos 4.050 millones de dólares, debido al aumento de costos como en el de materias primas.

Petrobras ha dicho que espera los comentarios de PDVSA a documentos enviados hace más de un mes para la constitución de dos empresas mixtas, una sobre la refinería y otra para el área petrolera "Carabobo 1", en Venezuela. La composición accionaria en las dos empresas sería de 60% de Petrobras y 40% de PDVSA en la referente a la refinería y a la inversa, 40% Petrobras y 60% PDVSA, en el campo.

La refinería Abreu e Lima procesará unos 200.000 barriles de crudo pesado al día "de Brasil y de Venezuela, países con grandes reservas de ese tipo de petróleo", dijo Petrobras en una nota divulgada a la prensa y en la única mención al vecino país.

Se espera que la nueva refinería, la primera que se construya Brasil en 25 años, comience a operar en el segundo semestre del 2010 y genere unos 814.000 metros cúbicos de nafta, 322 toneladas de gas para cocinar y 8,8 millones de toneladas de diesel.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?