| 7/9/2008 12:00:00 AM

Sin metas, 16 países y la UE prometen combatir cambio climático

Rusutsu, Japón.- Los principales países generadores de los gases que provocan el efecto atmosférico de invernadero, tanto industrializados como en vías de desarrollo, prometieron el miércoles combatir el cambio climático, pero no pudieron llegar a un acuerdo sobre los porcentajes de reducción en las emisiones de dióxido de carbono y otros compuestos.

En el último día de la cumbre del Grupo de los Ocho países más industrializados (G-8), un grupo de 16 países y la Unión Europea se comprometieron también en apoyar las negociaciones encabezadas por las Naciones Unidas que buscan definir un nuevo pacto sobre calentamiento global para finales del año próximo.

La primera fase del pacto actual, el Protocolo de Kioto, expira en 2012.

Los 16 países dijeron en una declaración que establecerán metas de medio y largo plazos para reducir los gases de efecto invernadero para tratar de evitar que el planeta sufra los peores efectos del calentamiento global, pero no acordaron objetivos específicos.

"Los líderes de las principales economías del mundo, tanto desarrolladas como en desarrollo, se comprometen a combatir el cambio climático de acuerdo con responsabilidades comunes pero diferenciadas", señaló la declaración, que siguió a casi un año de consultas.

El hecho de que el grupo se haya reunido como uno solo y haya prometido trabajo conjunto para reducir las emisiones "nos dará una mayor confianza y compromiso de cara al año próximo", dijo Jim Connaughton, presidente del Consejo de Calidad Ambiental del gobierno estadounidense.

El anuncio surgió un día después de que el G-8, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia, respaldó la meta de reducir los gases de invernadero del mundo a la mitad, para 2050, como parte de un acuerdo más amplio que deberá ser negociado por la ONU a finales del próximo año. Pero las naciones en desarrollo, como China e India, han criticado que la declaración no aclara cuáles son los compromisos de los países ricos, y esa oposición se reflejó en la falta de una meta de largo plazo en el documento del miércoles.

"El éxito o el fracaso de todo el acuerdo se decidirá por el tema de las metas a mediano plazo", afirmó la canciller alemana Angela Merkel. "A menos que las naciones industrializadas fijen metas a mediano plazo ambiciosas, las naciones en vías de desarrollo no pondrán ningún objetivo en absoluto". Sin embargo, los ambientalistas deploraron la declaración, por considerar que se vuelve irrelevante si no fija objetivos. "Toda esta iniciativa ha sido un trabajo infructuoso y no ha aportado nada constructivo a las conversaciones de la ONU", dijo Antonio Hill, del organismo asistencial Oxfam.


Estados Unidos, sin embargo, insistió en que la reunión representó un avance.


"Para enfrentar el cambio climático, todas las economías importantes deben estar en la mesa y eso es lo que ocurrió hoy", dijo el presidente estadounidense George W. Bush en una declaración a reporteros después de la reunión. Washington ha auspiciado las conversaciones en paralelo a las negociaciones de la ONU, más amplias. Los miembros emiten casi el 80% de los gases invernadero del mundo, incluyendo Estados Unidos, China e India. La primera sesión del grupo se realizó en Estados Unidos, en septiembre.

El gobierno del presidente Bush ha impulsado la llamada Reunión de las Principales Economías para agrupar a los países más responsables por los gases invernadero generados en la actualidad. El grupo ha recibido críticas por excluir a varios países, como las pequeñas islas que padecerían los peores efectos del calentamiento global, por ejemplo el aumento en el nivel del mar.

"Hacen falta los países más vulnerables, la gente más vulnerable... y ellos necesitan sentarse a la mesa", consideró Kim Carstensen, quien dirige la Iniciativa sobre Clima Global del World Wide Fund.

Bush ha insistido en que China _según algunos el emisor más grande del mundo de gases invernadero _e India tomen medidas más enérgicas contra el cambio climático.

Pero el presidente chino Hu Jintao, en comentarios previos a la reunión del grupo, dijo que las naciones ricas deben ser las primeras en reducir las emisiones, además de transferir tecnología y apoyos financieros a las naciones en vías de desarrollo para controlar las emisiones.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?