| 8/14/2006 12:00:00 AM

Silencio en Petrobras ante suspenso de nacionalización en Bolivia

Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) discute con la compañía oficial Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) nuevos precios para el gas natural que llega a Brasil desde Bolivia.

Rio de Janeiro.- La compañía brasileña Petrobras guardó silenció el lunes ante la decisión boliviana de congelar temporalmente el proceso de nacionalización de la industria de gas y petróleo operada por empresas extranjeras.

La nueva decisión boliviana ocurrió sólo horas después de una reunión técnica de las dos empresas en Río de Janeiro, en la que discutieron la posición boliviana a favor de un aumento de precios y la de la empresa brasileña contraria a una modificación de los términos del contrato que rige la operación desde los años 90.

Las reuniones ocurrieron entre le jueves y el viernes y aunque debían extenderse durante sólo un día, los participantes decidieron llevar las discusiones hasta el día siguiente, pero sin resultado alguno.

La próxima cita está fijada para el 14 de septiembre en La Paz y ambas empresas tienen 60 días adicionales para conciliar posiciones.

Entretanto, la decisión boliviana empezó a suscitar comentarios de los analistas. El diario financiero Valor dijo el lunes que el anuncio indicaría que las autoridades bolivianas viven un período de "resaca" tras pasar "la embriaguez de la nacionalización" de los hidrocarburos decretada por el gobierno del presidente Evo Morales el 1 de mayo.

"El último zambullido en la realidad vino el viernes, bajo la forma de una nota del Ministerio de Hidrocarburos, en la que el gobierno de Evo Morales anunció el aplazamiento del programa de nacionalización de las reservas y refinerías de gas, por falta de dinero para pagar las indemnizaciones", dijo el diario.

"Es un reconocimiento del fuerte componente de irrealidad en las declaraciones de las autoridades, en mayo, que preveían pagar la nacionalización con los recursos generados por la propia explotación del gas", dijo el columnista de Valor, Sergio Leo.

Agregó que el aumento de impuestos previsto en esa ocasión no ha entrado en vigor, ni se ha concluido una auditoría "con la que el gobierno pretendía comprobar ganancias exageradas de las empresas en operación en Bolivia".

El columnista también dijo que Petrobras, que había anunciado una drástica reducción en sus planes de inversiones en Bolivia, continúa como operadora de las dos principales refinerías bolivianas.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?