| 1/5/2009 12:00:00 AM

Siguen retrasos en Iberia

MADRID- La aerolínea española Iberia dijo el lunes que sostuvo una reunión con el gremio de los pilotos para retomar las negociaciones y poner fin a la avalancha de retrasos y cancelaciones de vuelos en las últimas semanas.

Iberia agregó que existe acuerdo entre ambas partes sobre los puntos principales del nuevo convenio laboral para los 1.800 pilotos, aunque señaló que los representantes sindicales se mostraron recelosos de una posible fusión con su socio British Airways.

"Hubo una reunión breve esta mañana y se ha acordado un nuevo encuentro para este miércoles", dijo una portavoz de Iberia.

"El convenio está prácticamente negociado, pero los pilotos han puesto otros temas sobre la mesa que no forman parte de este tema", dijo esta fuente .

Desde el 4 de diciembre, fecha en que se rompieron las negociaciones de convenio con los pilotos, Iberia tuvo que cancelar cerca de 600 vuelos y sufrió retrasos en más de 5.000 trayectos.

Sólo en diciembre, 800.000 pasajeros se han visto afectados por esta situación que Iberia califica como huelga encubierta de sus pilotos mientras el sindicato rechaza las acusaciones y lo atribuye a un supuesto caos organizativo de la compañía y a una supuesta falta de comandantes aéreos.

Los retrasos y cancelaciones han continuado en los últimos días, agravados por el cierre temporal de dos pistas en el aeropuerto madrileño de Barajas por la ausencia de media docena de controladores aéreos.

El fin de semana se cancelaron 40 vuelos de Iberia y este lunes hay otros 10 vuelos cancelados.

La portavoz de Iberia dijo que la compañía tuvo que alojar más de 7.000 pasajeros en hoteles durante el fin de semana por los retrasos y cancelaciones sufridos. 


 (Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?