| 8/16/2006 12:00:00 AM

Siguen bajando precios del crudo ante tregua en Líbano

La Organización de Países Productores de Petróleo redujo además su pronóstico sobre la demanda de crudo en lo que resta del año, ya que los elevados precios han perjudicado el consumo en algunos de los países más acaudalados del mundo.

Londres.- Los precios del crudo bajaron hoy al mantenerse la tregua en el Líbano, aunque persisten por encima de los 72 dólares el barril antes de que Estados Unidos dé a conocer sus estadísticas semanales sobre inventarios, que seguramente reflejarán el cierre parcial del yacimiento de BP en Alaska.

El crudo liviano de bajo contenido sulfuroso para entrega en septiembre bajó 17 centavos a US$72,80 el barril al mediar la mañana en Europa en la contratación electrónica de la bolsa de materias primas de Nueva York. La mezcla Brent del Mar del Norte fue cotizada en el londinense mercado ICE con baja de 31 centavos a US$73,46 el barril en los contratos al cierre de agosto. Los contratos de septiembre bajaron 28 centavos a US$73,52 el barril.

Previamente, BP había dicho que tendría que cerrar por completo las operaciones en el principal yacimiento petrolífero de Alaska tras descubrir una filtración en un oleoducto. Pero sostiene ahora que podrán mantener funcionando la mitad del yacimiento.

Se estima que los inventarios de gasolina mermarán en 1,96 millones de barriles y que los inventarios de productos destilados, especialmente el aceite de calefacción y el diesel, aumentarán, por 12ª semana consecutiva, en 390.000 barriles.

El aceite de calefacción para entrega a término subió medio centavo a US$2,0285 el galón (3,78 litros), mientras que la gasolina para entrega a término subió más de un centavo a US$2,0050 el galón. El gas natural para entrega a término subió casi 5 centavos a 6,910 dólares los 1.000 pies cúbicos.

Fuente: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?