| 2/23/2012 12:28:00 PM

Sigue la huelga de pilotos de Iberia en España

Iberia ha cancelado para la jornada de huelga de mañana 107 vuelos, lo que supone que van a operar el 66 % de los programados, informó hoy la compañía aérea española.

Madrid - El paro está convocado por el sindicato de pilotos y se han sumado dos sindicatos minoritarios de los trabajadores de tierra, y el de los tripulantes de cabina en protesta por la creación de la compañía de bajo coste Iberia Express.

Iberia tenía programados para mañana un total de 315 vuelos, de los que van a operar 208, y los 107 suspendidos afectan a 6 vuelos de largo radio, 49 de corto y medio europeo y 52 domésticos. Los vuelos entre la Península Ibérica y los archipiélagos de Canarias y Baleares se mantienen en su totalidad, así como el 50 % de los que tengan un radio de acción superior a las cinco horas.

La jornada de huelga de mañana es la décimo primera que convocan los pilotos y la cuarta de los sindicatos minoritarios de tierra y de tripulantes de cabina.

El Sepla Iberia ha llevado a cabo paros los días 18 y 29 de diciembre, 9,11, 25, 27 y 30 de enero, y 13, 17 y 20 de febrero; mientras que los otros trabajadores que se han sumado a la protesta realizaron sus reivindicaciones el 13, 17 y 20 de febrero. Tras la jornada de mañana está convocada otra huelga para el miércoles 29 de febrero, que afectará a 130 vuelos.

Los representantes sindicales protestan por la creación de la compañía de bajo coste Iberia Express, que iniciará sus operaciones el próximo 25 de marzo, cuando comience la temporada de verano.

Desde la empresa se defiende la creación de esta aerolínea de corto y medio radio, como algo "irrenunciable e innegociable", aunque se mantiene la oferta de negociar con los representantes de los trabajadores

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?