| 10/5/2010 12:40:00 PM

Sergio Fajarado negó pagos por su candidatura

El ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo negó hoy haber recibido dinero para presentarse como candidato a vicepresidente por el Partido Verde (PV) en los últimos comicios, en respuesta a una información periodística divulgada este lunes.

Bogotá.- Fajardo rechazó en su cuenta en la red social Twitter haber firmado un contrato con la gerente de campaña del PV, Astrid Álvarez, para conformar la fórmula con Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá, que concurrió como aspirante presidencial.

El informativo CM& de la televisión pública informó ayer de que Fajardo fue contratado por el PV para ser candidato a vicepresidente por 48 millones de pesos (poco más de 26.635 dólares).

CM& citó como fuente una supuesta resolución del Consejo Nacional Electoral, organismo que no ha confirmado tal versión.

"Todas las acciones de la campaña tienen una revisión jurídica previa", sostuvo Fajardo, y apuntó: "El PV la entregó: nada está oculto. No tienen que ir a esculcar (registrar)".

El ex alcalde de Medellín dijo también que en el PV nadie tiene precio y que todos los actos de las formación "son transparentes", "todo se puede ver y está sobre la mesa para ser examinado".

Fajardo advirtió de que no conoce la supuesta resolución del CNE, y observó que en el PV están acostumbrados a los ataques para "tratar de destruir la confianza" que han construido.

"La confianza se construye, no se compra", apuntó Fajardo, cuya formación se constituyó en los pasados comicios en la segunda fuerza política del país, después del oficialista Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U).

El PV, con Mockus, pasó a la segunda vuelta electoral de junio último, en la que resultó ganador el hoy presidente Juan Manuel Santos.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?