| 1/5/2010 11:40:00 AM

Senadora Córdoba dice que liberación de cautivos será en un mes

La senadora Piedad Córdoba aseguró el martes que la liberación de dos militares que están en poder de la guerrilla de las FARC podría darse aproximadamente en un mes.

Bogotá  — "Yo pienso que con la voluntad que tienen las FARC y la decisión del gobierno, en la primera semana de febrero podríamos estar hablando de la liberación" de los militares Pablo Emilio Moncayo y Josué Calvo, aseveró Córdoba en entrevista telefónica con AP.

En este momento "estamos en el proceso de consolidación de todo lo que es garantías de seguridad", agregó.

Hace varios meses, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron la liberación de Moncayo y Calvo, quienes están secuestrados desde diciembre de 1997 y abril de 2009, respectivamente.

El grupo rebelde, asimismo, anunció la entrega de los restos óseos del capitán de la policía Julián Ernesto Guevara, quien falleció de muerte natural en cautiverio hace cuatro años, tras más de siete de secuestro.

La congresista advirtió que no es necesaria una reunión suya con el presidente Alvaro Uribe, como lo han sugerido personas cercanas al proceso de liberación.

"No es necesaria (una reunión con Uribe) porque ya están dadas las condiciones y decisiones" de liberación, manifestó.

Córdoba reiteró que las de Moncayo y Calvo serán las últimas liberaciones unilaterales por parte de las FARC, y que, en adelante, la libertad de más de una veintena de militares y policías que están en poder del grupo insurgente se darán a través de un canje o intercambio humanitario, es decir, cautivos por guerrilleros presos en cárceles.

Según Córdoba, para un eventual canje los voceros designados por las FARC para las negociaciones serán los jefes rebeldes Pablo Catatumbo, Fabián Ramírez y Carlos Antonio Lozada.

En tanto, el secretario general del Episcopado colombiano y vocero de la Iglesia Católica para las liberaciones, monseñor Juan Vicente Córdoba, lamentó que el asesinato --21 de diciembre-- del gobernador del sureño departamento de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, "frenó todo".

Según el prelado, hasta antes del homicidio de Cuéllar "las cosas las llevábamos muy bien, tanto que pensábamos que antes de Navidad o Año Nuevo" se podrían dar las liberaciones de Moncayo y Calvo.



(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?