| 4/26/2012 5:50:00 AM

Senador de EE.UU. pide investigación independiente de escándalo sexual

El senador republicano Charles Grassley pidió hoy una investigación independiente del escándalo sexual que remece al Servicio Secreto de EE.UU., tras revelaciones de que hubo un caso similar el año pasado en El Salvador.



Un informe del canal KIRO-TV en Seattle (Washington), que citó fuentes anónimas, señaló que empleados del Servicio Secreto presuntamente recibieron favores sexuales en San Salvador y llevaron prostitutas a su hotel antes de la visita del presidente Barack Obama al país centroamericano en marzo de 2011.

La revelación surge tras el escándalo sexual que protagonizaron agentes del Servicio Secreto y del Ejército de EE.UU. el pasado día 11 en Cartagena de Indias (Colombia), previo a la llegada de Obama para la VI Cumbre de las Américas.

Para Grassley, el republicano de mayor rango en el Comité Judicial del Senado de EE.UU., que tiene jurisdicción sobre el Servicio Secreto, el caso en San Salvador "sólo reafirma la necesidad de investigaciones independientes por parte del Inspector General".

"Sin importar si estos incidentes fueron referidos a investigadores internos, estos deben examinarse. Circulan rumores sobre varios incidentes por la conducta del personal del Servicio Secreto y de otros empleados policiales y militares en varios sitios en el mundo", señaló Grassley en un comunicado.

"La única manera de poner fin a los rumores de un problema mucho más amplio es que estas acusaciones reciban una revisión transparente e independiente", afirmó el senador republicano por Iowa.

Según el informe del canal KIRO-TV, un contratista no identificado afirmó que trabajó con el destacamento del Servicio Secreto que en marzo de 2011 preparó la visita de Obama a la capital salvadoreña.

El denunciante asegura que él acompañó a una docena de agentes del Servicio Secreto y un puñado de militares estadounidenses a un club de bailarinas desnudas pocos días antes de la llegada de Obama.

Los estadounidenses bebieron en abundancia en el club y casi todos ellos pagaron más dinero para ingresar en una área del club "donde se les proveyeron favores sexuales a cambio de dinero en efectivo", indicó el informe televisivo.

El Servicio Secreto, encargado de la seguridad del jefe de Estado y de otros líderes políticos, ya investiga el escándalo sexual en Cartagena en el que 12 de sus agentes estuvieron implicados. De estos, 9 han dejado la agencia o han sido despedidos.

El miércoles, la secretaria de Seguridad Nacional estadounidense, Janet Napolitano, dijo en una audiencia del Senado que consideraba que el caso en Colombia era un caso aislado, y reiteró su confianza en el director del Servicio Secreto, Mark Sullivan.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?