| 9/29/2010 2:40:00 PM

Senado gestiona proyecto contra "narcoturismo" de extranjeros en Colombia

Los extranjeros que visiten Colombia con fines de "narcoturismo" podrán ser castigados con la pérdida del visado de ingreso en el país, según lo establece un proyecto legal que comenzó a ser gestionado por el Senado colombiano.

Bogotá.- El visado también podrá ser denegado a foráneos adictos a las drogas que se propongan viajar a este país andino, dijo el congresista Mauricio Aguilar, autor de la iniciativa, que implica una reforma a la Ley General de Turismo, adoptada en 1996.

"Algunos extranjeros visitan nuestro país y se van sin conocer nuestra biodiversidad, cultura e historia, ya que sólo vienen con la intención de adquirir y consumir sustancias alucinógenas", sostuvo el senador en un comunicado difundido por su oficina.

Aguilar aseguró que en Colombia crece el problema del "narcoturismo" de extranjeros, que visitan el país "con la intención de adquirir y consumir drogas".

Es un fenómeno que tiene mayor relevancia en Cartagena, que es el primer destino turístico colombiano, lo mismo que en Bogotá, agregó el legislador, para quien esta corriente también ha tomado auge en Bolivia, Ecuador y Perú.

Según el senador, los "narcoturistas" proceden de países como Israel, Italia, Alemania y el Reino Unido.

El congresista advirtió de que su propuesta también incluye sanciones a los operadores nacionales de turismo y de establecimientos hoteleros que guíen al turista hasta sitios de venta o consumo de drogas.

En este caso, los operadores podrán ser multados e, incluso, sancionados con la cancelación del registro oficial de turismo, según el proyecto de este senador, que pertenece al Partido de Integración Nacional (PIN).

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?