| 2/24/2010 12:55:00 PM

Senado de EU aprueba otro plan de estímulo para crear empleo

La ley que busca estimular el empleo mediante la concesión de exenciones fiscales a las empresas que contraten nuevos trabajadores, un hecho que le dio al presidente Barack Obama y a los demócratas una victoria muy necesitada.

Washington.- Además, el proyecto subvencionará programas de obras públicas hasta fines de año e inyectará otros US$20.000 millones en ese sector. Algunos economistas dijeron que las exenciones fiscales podrían crear 250.000 empleos.

Es la primera de las medidas prometidas por los legisladores demócratas para la creación de empleo, que además desean subvencionar a los estados para pagar sus déficit presupuestarios y a los propietarios de viviendas para que aumenten su eficiencia en el consumo de energía. La iniciativa fue aprobada por 70-28 votos y pasará ahora a la Cámara de Representantes, que aprobó un programa mucho más ambicioso en diciembre. Muchos representantes consideran demasiado modesto el proyecto del Senado, pero seguramente lo aceptarán y remitirán a Obama para su firma a fin de proclamar una victoria. Los líderes demócratas se apresuraron a agregar que otros proyectos de ley para estimular el empleo aparecerán en breve.

El proyecto tiene dos importantes previsiones. Eximirá a las empresas que contraten trabajadores sin empleo de pagar el impuesto del 6,2% de la Seguridad Social hasta fines de diciembre y les dará un crédito adicional de US$1.000 si los nuevos empleados permanecen en ese empleo un año. Los US$35.000 millones aprobados por el Senado son muy inferiores a los US$862.000 millones de estímulo económico aprobados el año pasado.

La medida superó un escollo clave el lunes, cuando el senador republicano Scott Brown, recién elegido, y otros cuatro republicanos se pasaron a las filas gubernamentales para concluir las maniobras legislativas dilatorias, conocidas como "filibusterismo". En total, 13 republicanos votaron el miércoles a favor del proyecto. El único demócrata que se opuso fue Ben Nelson.

El senador Judd Gregg, máximo republicano en la Comisión Presupuestaria del Senado, criticó la iniciativa, alegando que aumenta el déficit presupuestario. Agregó que la medida desmiente la promesa de los demócratas que requiere que los nuevos programas de gastos no aumenten el déficit.

"No creo que en este país se cree trabajo pasando más y más deudas a la próxima generación", dijo Gregg.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?