| 10/1/2008 12:00:00 AM

Senado de E.U. se apresta para votar el rescate financiero. Mercados nerviosos.

NUEVA YORK  - El Senado de Estados Unidos se aprestaba el miércoles a votar un proyecto revisado de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, mientras el nerviosismo se apoderaba de Wall Street y los préstamos interbancarios permanecían paralizados a nivel mundial.

La Casa Blanca y los políticos europeos urgieron el miércoles al Congreso estadounidense a dar luz verde al plan y el presidente ejecutivo del alemán Deutsche Bank dijo que Europa debiera estar preparada para adoptar medidas similares.

El Senado debiera votar un proyecto revisado de rescate después de las 2330 GMT, tras el revés del lunes en la Cámara de Representantes, el que entre otros cambios pretende incrementar a 250.000 dólares, desde 100.000 dólares, el monto de los depósitos individuales garantizados por el Estado.

Esta modificación intenta convencer a los oficialistas republicanos, que votaron el lunes contra el plan del presidente George W. Bush.

Los candidatos presidenciales John McCain y Barack Obama dijeron que regresarían a Washington para votar por el proyecto.

Las acciones estadounidenses, que han seguido los vaivenes del proyecto, caían un 1,5 por ciento ante preocupaciones por la aprobación del rescate y temores a que no será suficiente.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subían al tiempo que los inversionistas buscaban un refugio seguro, y el dólar caía.

"La fe ciega no funciona en este momento tras la decepción del lunes", dijo Andre Bahkos, presidente de Princeton Financial Group. "La gente está cauta y no tiene confianza en que el plan de rescate sea la solución última. No lo será", agregó.

La Casa Blanca dijo que el presidente Bush hablaría el miércoles con los senadores para instarlos a votar por el plan de rescate, que permitirá que el Tesoro estadounidense compre activos tóxicos ligados a hipotecas de bancos.

"Estamos viendo creciente evidencia de la contracción del crédito para las pequeñas empresas y municipalidades en todo el país, de manera que es críticamente importante que aprobemos esta semana una legislación y limitemos un mayor daño a nuestra economía", solicitó el portavoz de la Casa Blanca Tony Fratto.

La crisis le cambió la cara a Wall Street y ha opacado la campaña para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre.

Los bancos de Europa sintieron el impacto, provocando ayudas estatales y otros acuerdos de rescate para los prestamistas más afectados.

EUROZONA

El presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, dijo que Estados Unidos tenía que adoptar el plan, una opinión de la que se hizo eco Alexei Kudrin, ministro de Finanzas ruso.

"Es la responsabilidad de Estados Unidos con los demás países", sostuvo Kudrin.

El presidente del Deutsche Bank dijo que Europa debiera observar el rescate de Estados Unidos.

"Si Estados Unidos aprueba un paquete, Europa debiera estar preparada para hallar soluciones similares", comentó Josef Ackermann a la prensa.

La Unión Europea dijo que cambiaría sus reglas de contabilidad de valor justo si otros también lo hacían, luego de que reguladores estadounidenses indicaran que estaban examinando un reglamento que requiere que los bancos den cuenta de sus activos en línea con los precios del mercado, que ha generado grandes cargos por valores con respaldo hipotecario.

Si el Senado aprueba el plan de rescate el miércoles, aún le faltaría su aprobación por la Cámara, lo que podría ocurrir el jueves.

El representante John Boehner, el líder republicano de la Cámara, cree que los cambios en la versión del Senado del proyecto apelará a los republicanos que lo rechazaron el lunes, dijo un portavoz.

Los republicanos que votaron en contra se justificaron en los reclamos de sus simpatizantes, en cuanto a que se le estaba pidiendo a los contribuyentes que rescaten a Wall Street.

Luego de la caída de los mercados el lunes, que recortó el valor de los planes de jubilación de millones de estadounidenses, esos opositores pasaron a apoyar al paquete, según miembros del Congreso y funcionarios.

ACCION EUROPEA

La industria manufacturera se contrajo en Estados Unidos y Europa durante septiembre, debido a la inestabilidad financiera mundial que afectó a los negocios, y todas las señales apuntan a que se aproxima una mayor debilidad.

Datos de Japón, la zona euro y Gran Bretaña salieron débiles y se sumaron a la sensación de urgencia por buscar algo de estabilidad en los mercados financieros.

En Europa, el presidente francés Nicolas Sarkozy sostendrá una reunión con altos funcionarios de la Unión Europea (UE), que podría ser el sábado, para coordinar una respuesta a la crisis que afecta a Estados Unidos.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, sostuvo que la Unión Europea requiere una mayor supervisión financiera y una mayor consistencia en las estructuras nacionales de garantías de depósitos.

El caos financiero, que ha generado comparaciones con la Gran Depresión de la década de 1930, rediseñó el panorama bancario en Estados Unidos y Europa.

Los gigantes de Wall Street como Bear Stearns, Lehman Brothers y Merrill Lynch fueron devorados por rivales y, luego de que Goldman Sachs y Morgan Stanley cambiaran su condición a banco comercial, quedó en el pasado el modelo de banca de inversión que dominó durante décadas.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?