| 2/3/2009 12:00:00 AM

Senado EEUU empieza a modificar plan estímulo 885.000 mln dlrs

WASHINGTON- El Senado estadounidense empezó el martes a debatir las posibles modificaciones a un proyecto de estímulo económico de 885.000 millones de dólares, clave para sacar al país de la recesión.

Algunos legisladores proponen ideas que van desde aumentar el dinero para los proyectos de construcción hasta nuevos recortes impositivos y la creación de un subsidio hipotecario para las personas que quieran adquirir propiedades.

"Tenemos mucho que hacer en muy poco tiempo", dijo el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, que aún no ha intentado poner un límite a las correcciones, pero quiere tener el proyecto aprobado para el viernes.

El Senado debate una versión algo distinta del proyecto que fue aprobado por la Cámara la semana pasada sin apoyo de ningún republicano.

El proyecto de la Cámara costaría cerca de 819.000 millones de dólares en siete años, casi 70.000 millones de dólares menos que el del Senado, debido a distintos componentes tributarios.

El líder de la mayoría de la Cámara, Steny Hoyer, dijo: "Creo que el objetivo es tener un proyecto que sea menor a 900.000 millones de dólares".

Los senadores demócratas necesitarán al menos dos votos republicanos para superar los eventuales obstáculos de procedimientos en el Senado de 100 miembros, y esperan obtenerlos.

Pero el líder de la minoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, se quejó por lo que llamó "derroche" e hizo un llamado al Senado a adoptar un plan republicano de dos puntas.

El proyecto republicano entregaría hipotecas baratas a tasas fijas a 30 años para ayudar a los compradores de casas en el azotado sector inmobiliario. También recortaría las tasas de los impuestos a la renta para trabajadores que ganen sobre 67.900 dólares, mientras que la legislación actual entregaría más de 1.000 dólares en créditos tributarios para las familias.

"Este plan más sencillo y acotado va a la raíz del problema, que es el sector inmobiliario. Y pone el dinero en los bolsillos de la gente inmediatamente", dijo McConnell.

El proyecto de estímulo económico de los demócratas requeriría que todo el hierro y el acero usados en los proyectos de construcción desarrollados por la medida sean de fabricación estadounidense, provocando el enojo de los principales socios comerciales del país.

Las posibilidades de aprobación de la cláusula, respaldada por los trabajadores sindicales, tuvieron un traspié cuando Hoyer le dijo a la prensa: "Creo que los temores (de los socios comerciales) se justifican". 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?