| 2/4/2009 12:00:00 AM

Senado aprueba descuento en impuestos a compradores de autos

WASHINGTON _ El Senado decidió mediante una votación el martes conceder un recorte de impuestos a los compradores de autos nuevos, lo que hizo a un lado la preocupación bipartidista en torno al tamaño de la iniciativa de estímulos económicos que podría alcanzar la cifra de 900.000 millones de dólares.

La aprobación por 72 votos a favor y 26 en contra ocurre en momentos en que el presidente Barak Obama señaló que pasa algunas noches sin poder dormir, preocupado por la economía, y que trataría de excluir provisiones de "comprar productos estadounidenses" en la iniciativa de ley para evitar una guerra comercial.

La senadora Barbara Mikulski encabezó los esfuerzos que resultaron exitosos para permitir que muchos compradores soliciten la devolución del impuesto que pagaron por la compra de sus autos nuevos y de los pagos de intereses a sus préstamos de auto, cuando realicen sus declaraciones de impuestos sobre sus ingresos.

La legisladora indicó que el plan ayudaría a la golpeada industria del automóvil y que crearía nuevos puestos de trabajo en un período en el que la economía está perdiendo empleos a un ritmo acelerado.

"Creo que podemos ayudar llevando a los consumidores a las salas de exhibición (y venta de autos)", agregó.

La iniciativa fue incluida dentro del proyecto de estímulos económicos, la parte medular del plan de recuperación económica del gobierno del presidente Obama, y está sujeta a cambiar o incluso a ser eliminada si la medida logra avanzar hasta su aprobación final.

Los dirigentes demócratas han prometido tener lista la iniciativa para su firma a mediados del mes, y en una ronda de entrevistas con las cadenas de televisión, el presidente subrayó la importancia de la medida.

Obama dijo a CNN que incluso hace tres meses, la mayoría de los economistas no habían podido predecir que la economía "estaría en tan mala situación como estamos ahora mismo".

Asimismo, habló en contra de los esfuerzos para exigir el uso de acero doméstico en proyectos de construcción contemplados dentro de la iniciativa de ley, al afirmar a la cadena Fox News que "no podemos enviar un mensaje proteccionista".

La ley de estímulos sigue siendo una obra en proceso de negociación, luego de la votación por partidos en la Cámara de Representantes y de una reunión celebrada el lunes en la Oficina Oval donde el presidente Obama y los líderes demócratas discutieron sobre las posibilidades de llevar su plan a que obtenga la aprobación de ambos partidos.

En una serie de discusiones durante el día, el Senado rechazó una propuesta para añadir una partida de 25.000 millones de dólares para proyectos de obras públicas y decidió mediante una votación eliminar un recorte de impuestos a los productores de cine.

Ambas medidas fueron dirigidas por los senadores republicanos, que mantienen su postura crítica al tamaño de la iniciativa y han expresado su escepticismo en torno a la capacidad del paquete de generar empleos.

Sin embargo, apenas unas horas más tarde y sin una explicación, los legisladores conservadores del Partido Republicano eliminaron su oposición a un incremento en 6.500 millones de dólares al financiamiento de investigación de los Institutos Nacionales de Salud, organismos que gozan de popularidad política.

Sin embargo, los dirigentes demócratas reconocieron que pronto podrían verse obligados a recortar miles de millones de dólares al plan de estímulo.

El senador Dick Durbin, de Illinois, el segundo dirigente en importancia de los demócratas, indicó que la aprobación de la medida debe ser bipartidista y agregó que los legisladores de ambos partidos quieren que haya una reducción en la iniciativa de estímulo económico. 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?