| 9/29/2009 12:00:00 AM

Sena abre 3.145 cupos de formación para población desplazada en Bogotá

El requisito para la inscripción es presentar la carta expedida por la Secretaría de Acción Social de la Presidencia de la República, donde se registre la inclusión al Sistema de Información para Población Desplazada (Sipod).

Bogotá, -  La población en situación de desplazamiento interesada en recibir formación puede inscribirse en el Servicio Público de Empleo del Sena, Regional Distrito Capital, y en las Unidades de Atención y Orientación a Población Desplazada (UAO), ubicadas en las localidades de Ciudad Bolívar, Bosa, San Cristóbal, Puente Aranda y Suba.

Entre los cursos figuran cocina, confecciones, contabilidad, estética y belleza, inglés, manipulación de alimentos, panadería, mercadeo, ventas y sistemas.

La formación se impartirá directamente por instructores del Sena en diferentes horarios, en los Centros de Desarrollo Comunitario (CDS), en desarrollo del convenio suscrito entre el Servicio Nacional de Aprendizaje y la Secretaría de Integración Social de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Los cursos, que tienen una duración entre de 40 y 80 horas, se impartirán entre octubre y diciembre del presente año.

Dentro de los programas también se tiene previsto lo correspondiente a formación en emprendimiento, con el fin de acompañar y asesorar planes de negocios, a través de las unidades de emprendimiento de los 15 centros de formación que tiene el Sena en la capital del país.

Sitios de inscripción: Servicio Público de Empleo del Sena ubicado en la Calle 65 número 11-70, de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, y en las Unidades de Atención y Orientación a Población Desplazada, de 8:00 de la mañana a 12:00 del día.

 



(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?