| 12/16/2008 12:00:00 AM

Sectores público, privado y autoridades realizan campaña para prevenir la extorsión

La Vicepresidencia de la República, la Fiscalía General de la Nación y la Cámara de Comercio de Bogotá, unieron esfuerzos para llevarle un mensaje a empresarios, comerciantes y a la comunidad en general: que NO paguen extorsiones y denuncien ese delito ante las autoridades responsables.

El lema de la campaña “Pagar lo condena por siempre”, busca que las víctimas no cedan ante las exigencias de los delincuentes y se comuniquen a las líneas de apoyo del Gaula, 147 y 165. Este mensaje tendrá divulgación en los principales medios de comunicación de Bogotá y Cundinamarca, en televisión, radio y prensa.

Para la Fiscalía esta campaña permite orientar a la ciudadanía sobre la importancia de denunciar este delito y genera confianza en las entidades encargadas de investigar este flagelo, afirma Germán Encizo, fiscal coordinador de la Unidad Nacional contra el Secuestro y la Extorsión.

La extorsión es un delito que busca obtener de las víctimas un beneficio material bajo la amenaza de ejercer violencia contra la persona, sus familiares o sus bienes. Muchas extorsiones son efectuadas por personas cercanas, familiares, trabajadores o enemigos de la víctima: a esta modalidad se le conoce como extorsión selectiva. La otra modalidad es aquella en la cual los delincuentes seleccionan al azar a sus víctimas y es conocida como extorsión casual.

Esta es una de las prácticas delictivas que más ha afectado a los colombianos en su integridad, tranquilidad y en sus finanzas. Un delito que muchas veces se comete sin que nadie más que la víctima se entere. Sin embargo, la extorsión constituye un delito penalizable por las leyes colombianas. La extorsión no siempre se da mediante la exigencia explícita de dinero, sino que se disfraza bajo “impuestos” de funcionamiento, se exigen medicamentos y traslados.

Según afirma el Vicepresidente de la República, Francisco Santos Calderón, “no solamente las personas adineradas son extorsionadas. Personas de ingresos medianos o incluso bajos, también pueden ser víctimas. Este es un delito que se presenta en todos los estratos económicos y sociales tanto en zonas rurales como en las ciudades y por eso decidimos aliarnos para hacer esta campaña masiva de prevención de la extorsión.”

Según el más reciente informe sobre la extorsión en Colombia presentado por la Fundación para la Defensa de la Libertad Personal- FONDELIBERTAD, las zonas del país en donde se registraron el mayor número de casos de extorsión durante el primer semestre del 2008 fueron Bogotá, con 87 casos, Nariño con 37, Antioquia y Tolima con 35, cada uno, y Valle del Cauca con 34 casos. Según este informe, los comerciantes son los principales afectados por la extorsión, como lo demuestran las 161 denuncias presentadas por personas con esta profesión en el primer semestre de 2008, seguido por los empleados privados y públicos, con 22, y los agricultores con 21.

La presidenta de la CCB, María Fernanda Campo, dijo que ante estos resultados es importante que los sectores público y privado, y las autoridades unan esfuerzos para contrarrestar este flagelo. Así mismo, hizo un llamado a los comerciantes para que denuncien estos hechos, de tal manera que se puedan tomar las medidas necesarias.

La intervención oportuna de los agentes de la ley, es posible gracias a las denuncias de quienes son extorsionados. Por esa razón, esta campaña para prevenir la extorsión invita a que las víctimas denuncien estos casos ante el GAULA, entidad responsable de la lucha contra el secuestro y la extorsión.

El 100% de las personas que realizan el primer pago extorsivo son extorsionadas toda su vida; el monto exigido por los delincuentes es cada vez mayor hasta que terminan con el capital de las personas y finalmente con sus vidas. Los métodos de extorsión más conocidos son cartas y llamadas extorsivas, multas por incumplir supuestas citas o reuniones y cuotas o ‘vacunas’. El cien por ciento de los casos denunciados al GAULA encuentran una respuesta inmediata y una solución efectiva que libera a las víctimas de la extorsión devolviéndoles la tranquilidad a sus vidas.

Esta campaña se desarrolla en el marco de un Convenio Tripartito encaminado al fortalecimiento de la Unidad Nacional Contra la Extorsión y el Secuestro en Bogotá y Cundinamarca. La Vicepresidencia de la República, la Fiscalía General de la Nación y la Cámara de Comercio de Bogotá, buscan alertar a los comerciantes en una época en la que estadísticamente se incrementan las extorsiones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?